La Real Sociedad continúa imparable