«No salimos vivos de aquí»: los bomberos de Castilla y León denuncian la mala gestión de la Junta

La Cadena SER accede en exclusiva a una comunicación interna de un escuadrón contra el incendio de la sierra de la Culebra

CADENA SER

Madrid

El incendio de la Sierra de la Culebra, en Zamora, se ha convertido en el de mayor extensión quemada de este siglo en España. Con casi 35.000 hectáreas calcinadas, este desastre medioambiental afecta a unos 25 municipios de Castilla y León. El impacto social ha originado la creación de una plataforma: ‘La sierra de la Culebra no se calla’, donde convergen bomberos, trabajadores forestales y hasta algunos políticos críticos con la gestión de la Junta.

Denuncian que el Gobierno regional, además de saber que se avecinaban tormentas secas, no contrató personal ni medios, lo que se une a unas primeras horas de contención bastantes duras. La cadena SER ha tenido acceso en exclusiva a una comunicación interna de la escuadrilla de tierra, Romeo 14.6. «Creo que no salimos de aquí, llevamos sin comer desde ayer, sin agua desde ayer, una mierda, no puedo parar ni controlar», se lamentaba un bombero.

La mayoría de bomberos trabajan para empresas privadas contratadas por la Junta y temen ser despedidos, por ello no quieren denunciar las pésimas condiciones bajos las que operan. Se ha recortado la plantilla y por eso piden un servicio de calidad, como pide un bombero anónimo de Zamora: «Es una total descoordinación, no hay nadie, no tenemos a nadie operativo que vaya al puesto de mando avanzado que dé órganos a nuestras dotaciones para ir aquí o allí. Esto es el ejército de Pancho Villa».

Según los propios bomberos, los mandos son personal privado «interpuesto por la Junta» que actúan como tal desde el desconocimiento. «Si hubiera coordinación, un oficial o suboficial que fuera bombero, diría, dos bombas para allá, vamos a este pueblo, al otro, esto es la pura improvisación», denuncia. El alcalde de Tábara e ingeniero de montes, Antonio Juárez, advierte de la inacción de la Junta: «A pesar de ello no activo medios suficientes para extinguir el incendio durante las primeras horas».

El lobo, un icono de la Culebra

A esta denuncia de los profesionales contra los incendios se une la de los expertos ambientales. El biólogo Javier Talegón no se atreve a cuantificar el impacto sobre la flora y la fauna: «Es difícil en un incendio de esta magnitud», asegura. «He revisado las zonas y apenas hay rastro de los lobos, he encontrado animales calcinados y se ha destruido la vegetación completamente», apunta quien lleva tres décadas trabajando sobre la sierra de la Culebra.

«El monte está vestido de luto y está en silencio, es una sensación triste». Talegón lamenta que el incendio haya acabado con una Culebra que «estaba en plena ebullición primaveral». Los animales estaban en pleno proceso de reproducción, un momento delicado «por el que no han podido huir». «Probablemente se han quemado varias camadas de lobos», asegura por la rápida propagación de las llamas que han calcinado los refugios de los cachorros.

Y es que el lobo es «la especie por referencia», ya que, además de generar turismo de avistamiento, «exporta a otras zonas periféricas con más mortalidad». Además, las turberas, se han quemado «muchos castaños y robles», quedando menos afectadas las zonas del norte. «La temperatura ha sido tan alta que se han quemado hasta 20 centímetros del subsuelo», remata Talegón que recuerda que para la producción de boletus, es necesario «que los pinares tengan entre 60 y 70 años».