Más de 20 puestos de vigilancia estarán abiertos este jueves en el litoral de Cartagena

Socorrista de Protección Civil / Ayuntamiento de Cartagena

Se amplía con la llegada de julio para garantizar la seguridad en las playas

CADENA SER

Más de 20 puestos de vigilancia estarán abiertos en las playas del municipio de Cartagena desde este jueves.

De este modo comienzan a dar servicio 15 puestos, que abrirán durante dos meses (del 1 de julio al 31 de agosto) en las zonas de playa de La Manga (Monteblanco, Cala Reona, Puerto Bello y La Gola), el Mar Menor (Punta Brava, Los Urrutias, Los Nietos, Islas Menores Levante, Lomas del Castillico, Playa Honda y Playa Paraíso) y en la zona de La Azohía (El Cuartel, La Chapineta, El Corral e Isla Plana).

Contarán con todos los recursos operativos (quads, motos de agua, embarcaciones y Vehículos de Intervención Rápida).

Estas casetas de vigilancia se sumarán a las seis que ya prestan servicio desde el pasado 15 de junio, y que estarán abiertas durante tres meses, hasta el 15 de septiembre, en las playas de Cabo de Palos Levante, Calblanque, El Portús, Mar de Cristal, Cavanna y Cala del Pino.

Estos puestos contarán, durante este periodo, con tres vehículos VIR con un enfermero y un jefe de playas para cubrir las zonas de Mar Menor, La Manga y Zona Oeste (uno de ellos es un buggy que permite acceder a zonas de litoral con acceso más difícil). Además, cuentan con una moto de agua en la playa del Galúa y otra en Entremares, dos embarcaciones semirrígidas (una en Mar de Cristal y otra en la playa de San Ginés) y tres vehículos todoterreno de arena (ATV), ubicados en Galúa, Entremares y San Ginés.

Además, en las playas de San Ginés en La Azohía, Galúa, Sirenas, Entremares en La Manga y Cala Cortina, los puestos de vigilancia han abierto este año por un periodo de cuatro meses, desde el 1 de junio al 30 de septiembre, para dar mayor cobertura a la zona costera. Así, estos puestos cuentan con dos motos de agua y tres ATV.

A su vez, este año se ha dotado a todo el personal de los puestos de salvamento, tal y como se hizo en 2020, de máscaras ‘easy breath’, para que puedan realizar los rescates con total seguridad para ellos y se han actualizado los protocolos de contacto con las víctimas.

«También se les han facilitado unos kits de protección Covid, por si tuvieran que tener contacto con algún positivo, compuestos por manguitos de protección, batas, mascarillas FFP2 y quirúrgicas, guantes de nitrilo, toallitas desinfectantes, gafas y gorro, al tiempo que se ha formado a los socorristas con protocolos de actuación y se les ha dotado de más mascarillas quirúrgicas para las personas que tengan que ser atendidas», ha añadido el concejal de Seguridad, Juan Pedro Torralba.