LOS CABALLOS DEL VINO

LA LEYENDA

Cuenta la leyenda que el Castillo de Caravaca fue sitiado por las tropas musulmanas.

Los alimentos empezaron a ser escasos y decidieron ir en busca de alimento. Encontrando vino cerca de Lorca.

A la llegada al santuario encontraron un gran cerco musulmán. Sorteando la defensa enemiga, subiendo a la carrera los odres de vino cargados en un caballo.

LA FIESTA

Las primeras referencias documentales aparecen en el siglo XVII.

Desde entonces han ido evolucionando hasta mostrarse en la actualidad como un triple concurso repleto de fuerza, belleza y emoción: el de caballo a pelo, el de enjaezamiento y el de carrera.

El aspecto diferencial de los caballos del vino es su enjaezamiento, vestidos con piezas bordadas con seda, pedrería y canutillo de oro y plata, elaboradas a mediada para cada caballo.

LOS ACTOS

La fiesta comienza el 1 de mayo con el concurso a pelo. Donde se premia la morfología del equino en su estado puro.

El 2 de mayo es el día grande de la fiesta de los caballos del vino. A medio día, en la subida al castillo, tiene lugar la legendaria carrera de los caballos del vino.

La participación de los más pequeños tiene lugar el 3 de mayo que constituye uno de los momentos mas emotivos y simpáticos de esta singular fiesta.