Pedro Sánchez anuncia que LaLiga volverá a jugarse a partir del 8 de junio

El visto bueno de Sanidad sienta las bases para perfilar el calendario del resto de la temporada. El Sevilla-Betis del viernes 12, punto de arranque en Primera

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunció este sábado en su comparecencia semanal sobre la crisis del coronavirus que LaLiga se reanudará a partir del lunes 8 de junio, la semana que Javier Tebas, presidente de la patronal, había señalado en público como su preferencia (lo más probable es que los encuentros de Primera comiencen a disputarse a partir del viernes 12). “Con el aval del Ministerio de Sanidad y del Consejo Superior de Deportes (CSD), se ha dado luz verde para que se vuelva a celebrar la liga de fútbol profesional a partir de la semana del 8 de junio”, anunció el presidente. Fuentes del CSD relatan que la deseada comunicación de Sánchez se perfiló en los últimos días. La clave estaba en los datos de la evolución de la pandemia durante la semana. La disminución de los fallecimientos y de los contagios aceleró el proceso. “Estamos muy contentos por la decisión, es fruto del gran trabajo de clubes, jugadores, técnicos… CSD y agentes implicados. Pero es muy importante seguir las normas sanitarias y que la evolución de la pandemia nos respete, no podemos bajar la guardia”, escribió Javier Tebas, presidente de LaLiga, en sus redes sociales.

El hecho de que Sánchez pusiera el punto de inicio en la semana del 8 de junio responde a que un día más tarde, el primer partido para ser disputado que se baraja es el Rayo Vallecano-Albacete, de Segunda, suspendido al descanso en su día por los cánticos contra el jugador visitante Zozulya. La Primera División se abriría el viernes 12 de junio con el derbi entre el Sevilla y el Betis en el Pizjuán. También el 8 de junio coincidirá, si no hay contratiempos, con la entrada en la fase tres de la desescalada de todo el territorio nacional.

LaLiga y el sindicato mayoritario de futbolistas, AFE, ya se habían reunido el viernes para afinar el regreso de la competición apuntando a esa fecha, aunque siempre a la espera del visto bueno del Ministerio de Sanidad. Antes de la luz verde para retomar las 11 jornadas restantes del campeonato liguero, los clubes y los futbolistas esperaban la autorización del departamento de Salvador Illa para recuperar ya este próximo lunes los entrenamientos con el grupo completo, ya sin el límite de 10 jugadores por ejercicio.

El anuncio del presidente del Gobierno sienta las bases para perfilar un calendario para lo que resta de campeonato. Queda pendiente de despejarse el contencioso entre LaLiga y la Federación Española de Fútbol (FEF) sobre si será posible disputar partidos los lunes, como pretenden los clubes. Tampoco se ha resuelto aún el detalle de las concentraciones por motivos sanitarios de los futbolistas, todavía muy reticentes a que estos confinamientos en hoteles o instalaciones deportivas se alarguen durante semanas. La postura de LaLiga se ha flexibilizado, pero siempre con la evolución de la pandemia como referencia para adoptar medidas en un sentido u otro.

La prolongación o no de los contratos de jugadores que finalizan el 30 de junio también está encima de la mesa de diálogo entre la patronal y el sindicato. Una vez conocida la fecha del reinicio del campeonato liguero, las partes se reunirán la próxima semana para tratar de acercar posturas.

El aspecto físico

La existencia ya de una fecha para el comienzo también permite a entrenadores, preparadores físicos y médicos establecer un calendario de trabajo más sólido. A tres semanas del regreso, la condición física es un aspecto que preocupa en algunos equipos, que se ven muy justos para el día 12. Por ello, aún colea la posibilidad de que el regreso sea una semana más tarde.

La vuelta de la competición liguera supone un alivio para los clubes, que estimaban en unos 1.000 millones de euros las pérdidas si la pelota no volvía a rodar para concluir esta temporada. Con la disputa a puerta cerrada de las 11 jornadas que faltan por jugarse, la pérdida de ingresos calculada por LaLiga se reduce hasta los 300 millones de euros. “Si esto nos pilla antes de implementarse el control económico, muchos de los clubes hubieran desaparecido”, se congratulan desde LaLiga.

En la decisión del Gobierno, además de la evolución favorable de la pandemia han influido el exhausto trabajo de LaLiga para garantizar un eficaz protocolo sanitario y el famoso Pacto de Viana. Desde que el 19 de abril el fútbol profesional accedió a inyectar al deporte español 200 millones de euros para los próximos cuatro años, el proceso de la vuelta a la competición se aceleró. Sanidad y el Consejo Superior de Deportes dieron validez al protocolo sanitario de la patronal, se permitieron los test masivos a la vez que los jugadores comenzaban los entrenamientos individualizados y se dejó que los equipos instalados en la fase cero de la desescalada pudieran pasar a los entrenos en grupos de 10 personas. El propio CSD también atribuyó al regreso de las competiciones profesionales la capacidad para mejorar la salud mental de la población. En un documento del organismo gubernamental se hacía referencia a que “el fútbol representa un 1,4% del PIB aproximadamente, y unos 185.000 empleos (directos, indirectos e inducidos). En la era postcovid el fútbol debe convertirse en la locomotora del deporte, pero puesto que no habrá recursos públicos para todos, el único colaborador privado que podría aportar es el fútbol: conviene cuidar ese papel de socio en la salida de la crisis del sector”.

Tras el arranque de la Bundesliga la semana pasada, fuentes de LaLiga consideran clave desde el punto de vista comercial que el campeonato español se reanude antes que la Premier League y la Serie A, aún sin determinar.

Viajes y hoteles gestionados por la patronal

Desde hace semanas, LaLiga viene articulando la puesta en marcha de la competición desde una centralización de la logística necesaria para la disputa de los encuentros. Los desplazamientos de los equipos para los partidos fuera de casa, ya sean en avión o trenes chárter, serán contratados desde la patronal. La contratación en bloque le ha supuesto importantes descuentos tanto de las compañías aéreas como de Renfe. Se intentará en la medida de lo posible que los clubes viajen el mismo día del partido. También se encargará la patronal de contratar los hoteles que reúnan las condiciones necesarias para el cumplimiento del exigente protocolo sanitario que ha elaborado para evitar los contagios de la covid-19. “Cualquier movimiento que hagan los clubes será supervisado”, advierten fuentes de LaLiga. En los próximos días se dará a conocer el calendario tanto de la Primera División como de la Segunda. El 28 de mayo se reúnen LaLiga, la Federación Española de Fútbol, el sindicato de futbolistas (AFE) y el Consejo Superior de Deportes. De la reunión se espera que quede definitivamente cerrado el cuándo y el cómo volverá la competición liguera tras dos meses de parón por la pandemia.