Icardi castiga a un Barcelona al que le faltó puntería

Fuente: Cadena Ser

Con este empate, el Barcelona queda matemáticamente clasificado para octavos de final

El FC Barcelona empató contra el Inter de Milán 1-1 con goles de Malcom e Icardi. Los de Valverde asediaron la portería de los negriazules y finalmente, tras 24 remates sin encontrar portería, Malcom les adelantó en el marcador con su primer gol oficial. Sin embargo, un gol de Icardi en el 86′ puso las tablas en el marcador.

El Barça se enfrentaba al Inter de nuevo sin Messi. Con el 2-0 de la ida ya se demostró que no existe un gran nivel de ‘messidependencia’. No obstante, Valverde lo esperó hasta el último segundo y convocó al argentino; quien viajó a Milán pero no quiso arriesgar y vio el partido desde la grada.

EN 30 SEGUNDOS

El Barcelona dominó de principio a fin el encuentro contra el Inter, pero la falta de puntería durante los ochenta primeros minutos les castigó con el empate en el marcador. Un recién salido Malcom les adelantó e hizo líderes de grupo, pero en una contra Icardi consiguió el empate y castigó al Barcelona.

LA CLAVE 

El asedio blaugrana. El Barcelona encontró portería hasta en 24 ocasiones: a los de Valverde no les costaba llegar a la portería rival.

LA ESTRELLA

Handanovic. El portero del Inter paró tiros de Luis Suárez, Rakitic y Dembélé. No se amedrentó con el dominio blaugrana y aguantó el asedio durante todo el partido.

El Barcelona, el líder de grupo que todavía no conocía la derrota en Champions, se aseguraba completamente el pase como primero a octavos si ganaba. Sabiendo eso, empezaron fuerte: los ataques de los de Valverde llegaban continuamente a la portería de Handanovic en un aluvión de ocasiones. Los disparos de Luis Suárez, que no notaba la ausencia del argentino, acosaban la portería negriazuly un tiro de Dembélé se topó con un estirado Handanovic.

Los de Spalletti aguantaban el chaparrón como podían, pero el dominio era blaugrana. Suárez se estaba convirtiendo en su peor pesadilla. Un tiro de vaselina del uruguayo se fue por unos centímetros por suerte para los negriazules.

En las líneas del conjunto italiano, los intentos más peligrosos fueron los de Perisic, con un tiro desde la frontal, y un centro de Nainggolan que se toparon con un atento Ter Stegen. Icardi remató desde la chica, pero se fue fuera.

Pero los de Valverde no encontraban portería. El Inter, muy retrasado y débil en defensa, contaba con la suerte de la mala puntería blaugrana. La fortuna estaba favoreciendo a los italianos, pero pero sólo era cuestión de tiempo que el Barça estrenase el marcador. Pero cuando la puntería de los blaugrana no fallaba, Handanovic estaba acertado y el marcador seguía sin estrenarse.

Asedio blaugrana sin puntería

Tras el pase por vestuarios, el panorama se reanudó exactamente en el mismo punto: el Barcelona lo intentaba, pero cada vez más impaciente y con los nervios a flor de piel. Las llegadas del Inter eran muy escasas, pero parecía acercarse más a la portería de Ter Stegen que los tiros blaugranas. Un error de Lenglet le dio la oportunidad a Vecino, pero el tiro se le fue alto.

No había manera de que entrase. En un contraataque del Barça, Handanovic volvió a parar un tiro pero el rechace quedó muerto en la chica y Rakitic, desde la línea de fondo, la puso para Suárez y éste remató, acertando en la red. Sin embargo, el balón había salido por la línea de fondo y el gol fue anulado. El Inter seguía exactamente igual: llegaba muchísimo menos, pero daba más miedo. Un centro de Perisic lo remató Poitano, pero se le fue demasiado cruzado.

Pero al final la constancia venció a la suerte: un recién entrado Malcolm se encontró cara a cara con Handanovic y un tiro cruzado venció al guardameta -tras 24 remates sin encontrar la red-. Así, el brasileño hacía matemáticamente líder al Barça en su primer gol oficial.

Pero la felicidad duró poco. El Inter llevaba ochenta minutos aprovechando las contras y la desventaja en el marcador fue la motivación final. Un pase se encontró a Icardi sólo en el área y tras un giro, su tiro raso superó a Ter Stegen.

Con el punto del empate, Icardi castigó duramente a un Barcelona que mereció un mejor resultado. Así, el Barça queda matemáticamente clasificado para octavos de final. 

Deja un comentario

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.