Detenido Sandro Rosell en una operación contra el blanqueo de capitales

El operativo de la Policía y la Guardia Civil está dirigido contra el expresidente del Barcelona, su mujer y otras tres personas 23-05-2017 09:25:19

LA VERDAD

La investigación no guarda relación con el equipo blaugrana, sino con los negocios anteriores del detenido

Sandro Rosell, expresidente del FC Barcelona, ha sido detenido a primera hora de la mañana de hoy en Barcelona por efectivos de la Unidad contra la Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional y funcionarios de la Guardia Civil durante una operación dirigida contra el blanqueo de capitales. El operativo está dirigido contra Rosell, su mujer, Marta Pineda, y otras tres personas, que podrían haber sido testaferros del empresario y que habría lavado millones de euros, fundamentalmente en Andorra. Los funcionarios están registrando en esta denominada ‘operación Rimet’ varias oficinas, despachos y domicilios en Barcelona, Lérida y Gerona bajo la coordinación del Juzgado Central de Instrucción número 3, que dirige Carmen Lamela.

La investigación de la UDEF, que no guarda relación con el equipo blaugrana, sino con los negocios anteriores del detenido, hunde sus raíces en una comisión rogatoria enviada por la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) de Estados Unidos en la que se pedía a España ayuda para neutralizar una red de cobro de comisiones ilegales y sobornos en la FIFA.

Las pesquisas derivaron –según fuentes del caso- en el descubrimiento de la red que supuestamente encabezaba Rosell diseñada para esconder una fortuna de origen desconocido, fundamentalmente en Andorra. La Audiencia Nacional, hasta el momento, ha ordenado una bloquear medio centenar de propiedades inmobiliarias, además de diez millones de euros en metálico.

La operación Rimet (un árbitro que presidió la FIFA) que involucra a Rosell está íntima relacionada por la corrupción en la FIFA, aunque –precisan fuentes de la investigación- no es el mismo caso. Rosell no está acusado por la corrupción en la FIFA, que está siendo investigada por los acuerdos de patrocinios de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) con la multinacional de ropa deportiva Nike.

Rosell está pendiente de otro juicio en la Audiencia Nacional por el fichaje de Neymar, un escándalo que provocó su dimisión de la presidencia del Barça en enero de 2014. En este sumario se enfrenta a cinco años de cárcel.