Un terremoto de magnitud 7,7 golpea México el día del aniversario de los dos seísmos más destructivos de su historia reciente

Personas en las calles después de activarse la alerta sísmica en la Ciudad de México (México) / Jose Méndez (EFE)

Se ha producido durante la tarde de este lunes, apenas una hora después del comienzo de un simulacro para advertir a la población de cómo actuar en estos casos y por el momento se ha confirmado la muerte de dos personas

CADENA SER  Ciudad de México

Un terremoto de magnitud 7,7 sacudió este lunes el centro de México, justo en el día de los aniversarios de los terremotos del 19 de septiembre de 1985 y de 2017, considerados los dos más destructivos de la historia reciente en el país. Por el momento se ha confirmado la muerte de dos personas, según han informado desde el Gobierno mexicano. Una de las víctimas mortales es una mujer que murió en la calle, en la ciudad de Manzanillo (Colima). La otra es un hombre cuyo cuerpo fue recuperado entre los restos de un gimnasio en la misma ciudad.

19-S: tres sismos en 1985, 2017 y 2022

Apenas minutos después de que se realizara un simulacro para recordar las medidas preventivas en caso de un terremoto y conmemorar los sismos de este mismo día en 1985 y 2017, un nuevo movimiento telúrico generó pánico entre los habitantes de la capital y de estados del occidente y centro del país.

En el centro de la capital, varios edificios fueron desalojados para evaluar los daños que dejó el movimiento, que primero se reportó de magnitud 6,8, después el Servicio Sismológico Nacional (SSN) dejó en 7,4 y, por último, la Coordinación Nacional de Protección Civil (CNPC) estimó en 7,7.

En Coalcoman, en el estado de Michoacán, donde fue el epicentro, solo hubo daños materiales confirmados por el gobernador estatal, Alfredo Ramírez Bedolla. Según el SSN, el movimiento se registró alrededor de las 13.05 hora local (18.05 GMT) con epicentro a 63 kilómetros al sur de Coalcomán, Michoacán. Desde entonces, se registraron más de 70 réplicas hasta las 14.00 horas (19.00 GMT), con la mayor de magnitud de 7,1, reportó la CNPC.

Protección Civil de Colima ya ha descartado la alerta de tsunami en las costas. Lo que sí advierten es que «los sismos no se pueden predecir, eso es científicamente imposible»: «Te pedimos evitar hacer caso de rumores, no caigas en información falsa».

En el centro de la Ciudad de México algunos inmuebles fueron desalojados por riesgo de colapso, mientras que en Coalcomán, el hospital Integral Comunitario de Maruata quedó con daños estructurales. En tanto, en el multifamiliar de Tlalpan de Ciudad de México, uno de los inmuebles que resultaron más afectados, reportaron fugas de gas. Además, hubo más de 40 reportes por crisis nerviosa en el número de emergencia 911 en la capital.

Millones de civiles, además de más de 16.000 policías y centenas de vehículos oficiales participaron en el ejercicio y evacuaron edificios, hogares, escuelas y lugares de trabajo para generar conciencia en este tipo de desastres naturales.

Por su parte, la jefa de Gobierno de la capital mexicana, Claudia Sheinbaum, ha indicado que se han activado «los protocolos de seguridad» y añade: «Hasta el momento no se reportan daños en la Ciudad. Cinco cóndores de las autoridades siguen haciendo sobrevuelo». Sin embargo, se ha confirmado la evacuación de varios edificios antiguos en el centro de la capital mexicana.

El sismo también fue perceptible en otras entidades del sur y Pacífico de México, como Colima, Jalisco y Oaxaca, así como en estados del centro y oriente del país, como Morelos, San Luis Potosí y Veracruz, en el Golfo de México.

Además, las autoridades han dado el aviso de la posibilidad de que se produzcan olas de hasta tres metros en las costas mexicanas, mientras que también se pueden ver afectadas algunos puntos costeros de Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá o Perú.