Última hora del volcán de La Palma: desalojos a toda prisa en La Laguna por el peligro del avance de la lava

El peligro está en este momento en la gran cantidad de lava que sigue expulsando el volcán

Este mediodía ha comenzado el desalojo de vecinos de la zona de La Laguna, en la isla de La Palma, por el peligro del avance de la nueva colada de lava que surgió hace unos días del volcán. Se marchan con prisa en los límites accesibles del barrio de La Laguna, se llevan electrodomésticos, colchones… por precaución ante la cercanía de la lava. En la mañana de este martes se ha puesto fin al confinamiento de los casi 3.000 vecinos de las zonas próximas al Polígono Industrial del Callejón de la Gata: «Ha finalizado la emisión de gases derivados de la combustión de las naves industriales y se han analizado los datos de calidad del aire», informa el 112 Canarias. Han estado casi 24 horas sin poder salir de sus casas por la mala calidad del aire provocada por el volcán de La Palma. La nueva colada está cerca del mar pero no llega a él, de hecho ha ralentizado su avance y extiende la superficie afectada. En la cumbre del volcán ha sido una noche de gran actividad eléctrica, se forman rayos de fuego por las cenizas, aunque explicaba Luis Pérez, un vecino de Tajuya, que ha habido noches más complicadas: «La madrugada del domingo fue la peor noche. Daba miedo. Era un temblor constante. Esa noche ha sido un poco más calmada, pero te asomas y ves todo». Los rayos volcánicos, que han podido verse toda la noche, se forman por la fricción entre el material que expulsa el volcán y las cenizas. El volcán de La Palma arrastra piedras del tamaño de una casa de tres pisos. Este miércoles tampoco podrán volver a clase los más de 4.000 alumnos que siguen sin colegio. Además, ya hay propuesta de nombre para el nuevo volcán de La Palma: el Instituto Volcanológico de Canarias (Involcan) se inclina por Tajogaite por el legado aborigen y el lugar en el que se inició el proceso eruptivo.