Tras la bofetada a Macron, dos jóvenes apasionados por la Edad Media y la extrema derecha

Dos hombres de 28 años han sido detenidos y acusados de «violencia deliberada contra una persona con autoridad pública»

“Tomar el pulso al país”, con esta misión el presidente francés, Emmanuel Macron, se embarcó hace una semana en un mini tour por los territorios rurales del país. A primera hora de la tarde de este martes, en un viaje oficial en el departamento de Drôme, el mandatario pudo comprobar en primera persona, tras recibir una bofetada cuando se acercó a saludar a sus conciudadanos, que los ánimos andan más que caldeados. Tras el incidente, dos hombres de 28 años fueron detenidos y acusados de «violencia deliberada contra una persona con autoridad pública». Teniendo en cuenta la circunstancia agravante relacionada con la personalidad de la víctima, se enfrentan a tres años de prisión y a una multa de 45.000 euros.

¿Quién es el hombre que, sin titubear, dio una bofetada al jefe de Estado? Los medios de comunicación franceses ya han puesto nombre al individuo que protagonizó la insólita escena: Damien T. En las redes sociales, las mismas que sirvieron para difundir las imágenes de la agresión, Damien T. no escondía su interés por “personalidades de la ‘fachosfera’”, señala France Info. En la plataforma YouTube, el joven está abonado a las cuentas de varios influencers de extrema derecha, incluido el expresidente del Frente Nacional de la Juventud, Julien Rochedy, y el grupo “Équipe Communautaire Paris”, afiliado a la red «Les Braves» [“Los Bravos”] capitaneada por el supremacista blanco Daniel Conversano.

«¡Montjoie Saint Denis!»

“¡Montjoie Saint Denis! ¡Abajo el macronismo!”, se escucha corear a Damien T. antes de abofetear a Macron. He aquí una pista sobre sus convicciones, ya que se trata del grito de guerra de la monarquía francesa cuyo origen se remontaría a los reyes de la dinastía de los Capetos. De hecho, el joven sería un apasionado de la Edad Media y adepto a los combates medievales con espada, ocupando la presidencia de una asociación de artes marciales históricas europeas en Saint-Vallier, en el departamento de Drôme. Durante el registro de su domicilio, la policía habría encontrado armas ficticias, una bandera soviética y libros de juegos de rol y de simulación de combates, indica el diario ‘Le Parisien’.

Su acólito, Arthur C., sospechoso de haber grabado la secuencia, comparte las mismas aficiones. Según fuentes policiales evocadas por BFMTV, las fuerzas del orden han encontrado “armas” en su domicilio, entre ellas una carabina en regla, y también un ejemplar del ‘Mein Kampf’ [‘Mi Lucha’], el primer manifiesto escrito por Adolf Hitler.

«¿Esta vez empezaréis a entender que los violentos pasan a la acción?»

Mientras la investigación continúa para aclarar las motivaciones del incidente, en la esfera política la condena es unánime. “La democracia es debate, diálogo, confrontación, expresión de desacuerdos legítimos, pero no puede ser en ningún caso violencia, agresión verbal y mucho menos agresión física”, zanjó el primer ministro, Jean Castex, a través de Twitter.

El líder de Francia Insumisa, Jean-Luc Mélenchon, en el ojo del huracán mediático tras declarar que “está escrito” que antes de las próximas elecciones presidenciales se producirá un “grave incidente” o “un asesinato”, mostró su “solidaridad” al presidente francés, antes de lanzar una pregunta: “¿Esta vez empezaréis a entender que los violentos pasan a la acción?”, haciendo referencia así a un vídeo publicado por un personaje de extrema derecha simulando la ejecución de un izquierdista.

En el lado opuesto del espectro político, la líder de extrema derecha y principal rival de Macron en la próxima carrera hacia el Elíseo, Marine Le Pen, censuró el suceso a través de Twitter: «Yo soy la primera oponente de Emmanuel Macron, pero él es el presidente. Podemos combatirlo políticamente, pero no podemos permitirnos la más mínima violencia hacia él”.

«Estamos en una sociedad cada vez más violenta»

Al inicio de su peregrinaje, el jefe de Estado era consciente del riesgo ligado a su ejercicio en un país cada vez más dividido y crispado tras meses de restricciones. “Tu vas t’en prendre plein la figure”, con esta expresión francesa, Karl Olive, alcalde de Poissy, en el departamento de Yvelines, advirtió a Macron de la tensión que reina en los territorios y del riesgo de verse humillado e insultado a lo largo de su recorrido. Un análisis constatado rápidamente por el propio mandatario galo: “Vivimos en un contexto que ha aumentado las tensiones. La preocupación, la angustia […] han creado momentos de desequilibrio para algunos de nuestros compatriotas […] Estamos en una sociedad cada vez más violenta”, analizó durante su viaje al departamento de Lot hace menos de una semana, antes de comprobar la violencia en sus propias carnes.

En este clima de tensión se celebrarán, el próximo 20 de junio, los comicios regionales y departamentales.