Tokio inaugura sus Juegos Olímpicos con sobriedad y el homenaje a las víctimas de la COVID-19

  • La tenista Naomi Osaka ha sido la encargada de encender la llama olímpica | Así te hemos contado la ceremonia

  • Especial Juegos Olímpicos de Tokyo 2020 | Sigue en directo los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020 en RTVE Play

  • Tokyo 2020 ha inaugurado por fin los Juegos de la XXXII Olimpiada. Los que ya pasarán a la historia como «Juegos del coronavirus» han dado comienzo oficialmente con una ceremonia sobria, sin estridencias como también sin público debido a las restricciones obligadas por la pandemia en el país del «sol naciente».

    La pandemia de COVID-19 finalmente no ha forzado su cancelación, pero la capital de Japón los recibe con una incidencia cercana a los dos millares de positivos diarios y un rechazo a los mismos del 80% entre su población, según las últimas encuestas.

    Por eso, uno de los argumentos de la ceremonia ha sido el homenaje a las víctimas del coronavirus. También se ha mantenido la idea original de rendir culto al legado de los Juegos de 1964, empezando por el escenario.

    El secreto mejor guardado de esta ceremonia de apertura, el encendido del pebetero, ha sido desvelado: la encargada ha sido la tenista japonesa Naomi Osaka.

    También ha estado presente el homenaje a los deportistas, como al principio de la ceremonia, y a su esfuerzo al entrenar confinados durante la parte más dura de la pandemia.

    Con el silencio de las gradas casi vacías, solo ocupadas por la representación de los mandatarios de los países y sus delegaciones, unos bailarines representaban el entrenamiento casero en distintas disciplinas, mientras las luces los conectaban como metáfora de cómo han ayudado las nuevas tecnologías.

    El silencio ha sido otro de los elementos de una gala que se ha fusionado con muestras de la tradición japonesa. De otra coreografía en la que se mostraba el trabajo de carpintería en la época Edo (1600-1868) han salido los aros olímpicos.

    Naruhito inaugura oficialmente los Juegos Olímpicos

    El encargado de dar el visto bueno oficial en la ceremonia ha sido el emperador Naruhito de Japón, quien ha declarado inaugurados los Juegos más atípicos que se recuerdan y que se celebran un año más tarde de lo previsto.

    Por su parte, Seiko Hashimoto, presidenta del Comité Organizador de los Juegos de Tokio, ha expresado durante la ceremonia inaugural su deseo de que «el paisaje» que deje estos Juegos sea «el de la diversidad y un futuro en armonía».

    «Nos anima mucho el esfuerzo de los deportistas por ir avanzando a pesar de las dificultades. Estoy muy orgullosa de ustedes como atleta», indicó la exciclista y expatinadora, medallista olímpica.

    Desfile con distancia pero sin perder la magia

    Una novedad ha sido la entrega del Laurel Olímpico, una distinción que ha recaído en el empresario bangladesí Mohammed Yunus, Premio Nobel de la Paz, que lo ha agradecido a través de un vídeo.

    Ese ha sido el momento previo al quizá más esperado por todos junto al encendido del pebetero, la entrada de los atletas al estadio. Los primeros han sido los griegos, como es tradición, seguidos por los componentes del equipo de refugiados y ha cerrado la delegación local de Japón. Todos con distancia de seguridad.

    Entre medias ha desfilado también España, a las 14:32 hora peninsular española y 21:32 en Tokio, la décima delegación más numerosa de estos Juegos (322) aunque no al completo en la ceremonia.

     

    En un momento en que se ha dado visibilidad a la paridad entre deportistas, los abanderados mixtos españoles han sido Saúl Craviotto y Mireia Belmonte. Ha habido alguna excepción como Afganistán, Djibuti o Congo, que han desfilado solo con un abanderado masculino.

    Para cerrar los desfiles, las delegaciones de Estados Unidos y, después la anfitriona, Japón, mostraron su poderío para dar paso al Juramento Olímpico.

    Esta gala nos ha dejado imágenes espectaculares y para el recuerdo. La actuación musical ha llegado de la mano de artistas como Alejandro Sanz, John Legend y Keith Urban, cantando el ‘Imagine’ de John Lenon.

    A la vez, casi 2.000 drones iluminaban el cielo del Estadio Olímpico de Tokio Uno de los momentos más espectaculares de la ceremonia ha sido cuando miles de drones se han juntado en el cielo para formar el emblema de Tokyo 2020 y, después, el Globo del Mundo.

    El secreto mejor guardado quedó desvelado

    Y al final llegó otro de los momentos de los que más se hablaba y no se conocía cómo iba a suceder. El pebetero del Estadio Olímpico y que va a presidir toda la competición olímpica ha sido encendido por la tenista Naomi Osaka, toda una referente en el deporte japonés.

    Osaka subió la escalinata que se abrió ante ella en la estructura que alzaba el pebetero, de forma esférica y diseñado por Oki Sato, que se inspiró en el sol para darle forma.

    La tenista recibió la llama de un grupo de seis estudiantes procedentes de las prefecturas de Iwate, Miyagi y Fukushima, las más castigadas por el desastre natural y nuclear de marzo de 2011 y cuya reconstrucción era originalmente el tema central de los Juegos.

    Con el encendido de la llama olímpica, solo queda ver la maravillosa contienda que nos ofrecerán los atletas en la gran cita deportiva del año. Empieza el espect