Ribera y Bernabé se reprochan mutuamente la dejadez de la situación del Mar Menor

El senador popular, Francisco Bernabé, le ha preguntado a la ministra de Transición Ecológica por las actuaciones acometidas de forma inmediata en el Ejecutivo Central y la ministra ha enumerado diez líneas de actuación

El debate parlamentario que este martes se ha vivido en el Senado a cuenta del Mar Menor ha dejado algunas afirmaciones cuando menos controvertidas. El senador popular por Murcia, Francisco Bernabé, había introducido en la sesión de control al gobierno una pregunta dirigida a la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera. Quería saber qué actuaciones está acometiendo de forma inmediata el Ejecutivo central en el Mar Menor.

Ribera ha asegurado que «ése es el ecosistema en el que más se ha invertido en los últimos meses, aunque haya sido para tratar de resolver un problema en el que el 98% de las competencias no son del Estado, sino de la Comunidad Autónoma». Ese es el primer titular que dejaba la sesión; los otros dos los ha aportado el propio Bernabé, que insiste por una parte en reclamar la ejecución de las obras del Plan Vertido Cero, abandonado y superado en su momento por el Marco de Actuaciones diseñado por el Ministerio,  y que además pone como ejemplo la gestión que el PP hizo de anteriores desastres ecológicos como el del Prestige o el de la presa minera de Aznalcóllar, en Huelva.

El senador del PP por Murcia pedía explicaciones sobre las actuaciones iniciadas por el Gobierno Central en el Mar Menor, lo que ha dado pie a la ministra Ribera para pedir al Gobierno regional que comience ya a ejercer sus propias competencias, necesarias para restaurar la laguna salada. Para Bernabé la inacción del Ejecutivo se debe a que el PSOE sólo quiere dañar al PP de la Región de Murcia, y asegura no entender por qué no se toman medidas contundentes como lo hicieron gobiernos del PP anteriores.

La ministra confirma que su departamento ya ha puesto en marcha diez grandes líneas de actuación para conseguir, principalmente, detener el regadío ilegal y los vertidos ilegales al Mar Menor. Actuaciones como la recuperación de las instalaciones de Puerto Mayor, de la playa del Estacio y la canalización, saneamiento y depuración para proteger frente a las inundaciones a San Pedro del Pinatar y al Pilar de la Horadada.

Ribera asegura que ya se está trabajando con agricultores de la zona para aumentar la sostenibilidad de este sector y que todas las decisiones se adoptan después de escuchar a los afectados, razón por la que ya ha visitado Murcia en varias ocasiones. La ministra asegura que el Ejecutivo está aportando todos los recursos que este ecosistema necesita.

Un debate en el Senado, no sin momentos críticos en los que senador y ministra se han acusado mutuamente de no hacer nada con el paso de los años. Núñez Feijóo es quien para el senador Bernabé pondrá fin al problema del Mar Menor; «no será así», respondía la ministra Teresa Ribera, «si el gobierno murciano no se pone a trabajar ya».