REGIÓN DE MURCIA/ Los alumnos de Infantil y Primaria podrían volver al colegio todos los días dentro de dos meses

Educación y Salud, que condicionan la medida al avance de la pandemia y a que el 70% de los docentes haya recibido la primera dosis de la vacuna, planean también el retorno de los estudiantes de segundo de Bachillerato a mitad de marzo

La presión ciudadana y política y la rebaja en las tasas de incidencia de la pandemia han llevado a las consejerías de Educación y Salud a empezar a reconsiderar su modelo de enseñanza semipresencial, que obliga a los alumnos a turnarse para ir a clase presencial con el objetivo de rebajar los aforos en las aulas.

La comisión mixta de Salud y Educación decidió en su reunión de este martes por la mañana la vuelta a la presencialidad de los alumnos de Educación Infantil y Primaria siempre que se cumplan dos criterios: que el 70% de los docentes y demás personal de los centros educativos hayan recibido la primera dosis de la vacuna y que la situación epidemiológica así lo permita, especialmente por el comportamiento de las nuevas cepas.

«Estas dos circunstancias pueden avalar una medida que, en todo caso, estará supeditada a que se cumplan estas dos exigencias y que no se produzca una cuarta ola, sobre la que expertos sanitarios comienzan a alertar», según un comunicado del Gobierno regional. El retorno a las aulas todos los días para los alumnos de Infantil y Primaria se produciría en dos meses, unas semanas después del regreso tras las vacaciones de Semana Santa.

Los técnicos de Salud y Educación constataron que «el descenso en el nivel de transmisión es lento y antes de modificar el régimen actual de medidas implantadas en los centros educativos es necesario analizar cómo puede afectar la Semana Santa, cómo se comportan las nuevas cepas y cómo influye la vacunación en docentes y demás trabajadores de los centros».

Los expertos consideran que el nivel de vacunación del 70% se podría alcanzar en el plazo de unos dos meses. La Consejería de Educación y Cultura trabaja también para posibilitar la vuelta a la presencialidad de los alumnos de segundo de Bachillerato, «en atención a la importancia académica por tratarse de la última etapa de la Educación Secundaria».

Esta medida podrá adoptarse en torno a la segunda quincena de marzo, coincidiendo con la finalización de las clases de FP en los institutos, de modo que los centros dispondrán de mayor espacio al quedar liberadas esas aulas. En una próxima reunión con los directores de los institutos de la Región se analizarán las medidas que se implementarán, bajo la premisa de no comprometer aforos. Asimismo, la Consejería de Educación y Cultura también estudia la presencialidad para los alumnos con necesidades educativas especiales de 3º y 4º de Educación Secundaria Obligatoria, así como de Bachillerato.

Desde comienzo de curso, los escolares murcianos de Infantil, Primaria y primero y Segundo de la ESO estudian en sus casas un día a la semana, y asisten al centro educativo cuatro. Una anomalía en España, ya que ninguna otra comunidad aplica ese sistema en esos niveles. Desde tercero de la ESO en adelante, los estudiantes solo asisten a clase en el aula la mitad de los días lectivos, dos una semana, y tres a la siguiente, turnándose por grupos. Ese formato se adoptó, argumentaron en su día Salud y Educación, para rebajar los aforos de alumnos en el aula sin tener que bajar las ratios.