Óscar López diseñó para Sánchez el plan para el Gobierno y el PSOE

ABC

. La irrupción de Óscar López como futuro jefe de gabinete del presidente del Gobierno ha supuesto un terremoto en el PSOE. Porque se interpreta en la intención de Pedro Sánchez de abrir un nuevo proceso de revolución orgánica para controlar el PSOE de forma total y desde una nueva perspectiva que le permita pasar página de la división interna latente en el partido desde 2017. Fuentes de los ministros salientes conocedoras de los movimientos de los últimos meses en la trastienda de La Moncloa y Ferraz apuntan a esta remodelación del Gobierno como un proceso «meramente instrumental». Dirigida a la «toma total del partido» con un calendario muy pautado que tiene horizonte resistir y evitar la contestación interna si los procesos electorales de 2023, con las generales pudiendo celebrarse en enero de 2024, sitúan al PSOE en posiciones de debilidad.