Murcia, primera región del mundo en erradicar el Chagas congénito

La OMS quiere copiar el trabajo de la Región, al no registrarse ningún caso de transmisión de madre a hijo en los últimos tres años

LA OPINIÓN

La Región de Murcia ya se había convertido en un referente en el control de la enfermedad de Chagas gracias al trabajo desarrollado en los últimos años por el equipo liderado por el doctor Manuel Segovia, jefe del Servicio de Microbiología y de la Unidad de Medicina Tropical del hospital Virgen de la Arrixaca, pero ahora ha dado un paso más y los ojos de la OMS (Organización Mundial de la Salud) se han puesto en el trabajo que vienen haciendo estos profesionales.

Murcia se ha convertido en la primera región del mundo en acabar con el Chagas congénito, el que se transmite de madre a hijo.

Esto ha hecho que esta semana un equipo de expertos, liderado por miembros de la OMS y del Centro Nacional de Microbiología del Instituto de Salud Carlos III hayan visitado la Arrixaca para conocer de primera mano las iniciativas que se han puesto en marcha en Murcia para conseguir este hito.

El Chagas es una enfermedad causada por la picadura de un chinche que es habitual en la zona de centroamérica, pero que se ha extendido a países de otros continentes, como España, debido a la inmigración.

Este chinche, que se alimenta de la sangre de animales y seres humanos, se encuentra solamente en América, especialmente en las zonas rurales y con malas condiciones higiénicas.

La enfermedad se puede transmitir, además de por la picadura de este insecto, por transfusiones de sangre, trasplante de órganos o transmisión de la madre infectada a su hijo recién nacido. Actualmente existen intervenciones eficaces y de base científica como el cribado de sangre y órganos, de obligado cumplimiento en toda España. Por lo que, en nuestro país la vía posible de transmisión del Chagas es de madre a hijos, ya que otras vías de infección, como donaciones de sangre y órganos, están controladas.

El doctor Manuel Segovia explica a LAOPINIÓN que la transmisión congénita se puede cortar tratando a las futuras madres antes del embarazo, al tiempo que se hace un control a todas las embarazadas para poder tratar al niño cuando nazca en el caso de que la madre de positivo.

Para ello el Servicio Murciano de Salud (SMS) ha incluido la prueba de detección de la enfermedad de Chagas a todas las mujeres en el primer trimestre del embarazo, una iniciativa que refuerza las que se vienen desarrollando en la Región de Murcia para erradicar esta enfermedad desde hace años.

El responsable del Servicio de Microbiología y de la Unidad de Medicina Tropical de la Arrixaca indica que el cribado de la mujer embarazada detecta precozmente la enfermedad congénita y facilita el tratamiento en el recién nacido que, en caso de estar infectado, tiene una eficacia del cien por cien.

«En la Región de Murcia hemos diagnosticado algo más de 20 casos de Chagas congénito en la última década, hasta 2019, pero no hemos tenido ninguno en los últimos 3 años, por lo que hemos logrado acabar con él», afirma el doctor Segovia.

Esto ha hecho que esta semana vengan a la Arrixaca expertos de la OMS y del Centro Nacional de Microbiología, «quienes van a analizar el caso de la Región de Murcia, estudiando los indicadores que tenemos para llevar a cabo un proyecto piloto y poder extenderlo a otros países», explica.

El responsable de Medicina Tropical de la Arrixaca considera que hay zonas en las que se pueda poner en marcha, pero «En Bolivia, por ejemplo, es impensable hacer controles del embarazo como se hacen aquí, por lo que se deberá optar por otras medidas como campañas de información y seguimiento de los casos que se conozcan».