MOLINA DE SEGURA/ La Guardia Civil incauta 2.054 plantas de Cannabis sativa

Fuente: Ministerio del Interior

Las plantaciones se encontraban en viviendas de la localidad alicantina de Cocentaina y de Molina de Segura, en la Región de Murcia

Los cultivos eran de tipo indoor controladas completamente por domótica vía wifi

La Guardia Civil de Alicante ha detenido a dos personas como presuntos integrantes de una organización criminal que se dedicaba al cultivo en el interior de viviendas. Para ello tenían alquilados dos chalés en Cocentaina (Alicante) y en Molina de Segura (Murcia) respectivamente, donde habían instalado un complejo sistema de domótica para controlar los parámetros de temperatura y humedad de forma telemática.

A principios del pasado mes de febrero, la Guardia Civil tuvo conocimiento de que una vivienda sita en la localidad alicantina de Cocentaina, podía estar siendo usada para cultivar un gran número de plantas de Cannabis sativa, por lo que el Área de Investigación del Puesto de Ibi inició la denominada Operación Jaden.

Las pesquisas policiales llevaron a los agentes a comprobar que la citada vivienda se trataba de un chalet, en cuyo sótano se podría estar llevando a cabo un cultivo tipo indoor de esta especie de planta. De igual forma, pudieron constatar, a fin de dificultar la labor policial, que las personas investigadas se desplazaban habitualmente en vehículos de alquiler. También comprobaron que acudían a otra vivienda de similares características en la localidad de Molina de Segura, en la Región de Murcia.

En esta segunda vivienda, fue el Área de Investigación del Puesto de la Guardia Civil de Molina de Segura quién se hizo cargo de las investigaciones pertinentes. Ese chalé, los agentes sospecharon que pudiese estar siendo usado con el mismo fin.

Debido a que en el momento en el que se estaba llevando a cabo la investigación, estaba decretado el cierre perimetral de las Comunidades Autónomas, así como el toque de queda (hoy en día aún existente), los presuntos autores usaban a modo de contravigilancia, un vehículo lanzadera que les precedía a fin de avisar de los posibles controles policiales que iban a encontrarse en la carretera.

Según avanzaban las investigaciones, se constataba que se trataba de una organización delictiva con un organigrama jerarquizado, donde cada miembro tenía una labor específica y con un elevado poder económico, ya que tan solo el alquiler de las dos viviendas investigadas le suponía a la banda un gasto superior a 30.000 euros anuales que desembolsaban en un único pago.

Por todo ello, el pasado 20 de abril, autorización judicial mediante y apoyados por las Unidades de Seguridad Ciudadana (USECIC) de Alicante y Murcia, el Área de Investigación de Ibi, procedió a la entrada y registro de las dos viviendas. Concretamente en el chalé de Cocentaina fue donde se detuvo a dos miembros de la organización no localizando a ninguna persona en la vivienda de Murcia, siendo estos dos varones serbios de 26 y 28 años a los que se les imputó un delito contra la salud pública, un delito por defraudación de fluido eléctrico y un último delito de pertenencia a organización criminal.

En estas dos intervenciones, los agentes han incautado 2.054 plantas de Cannabis sativa, 493 gramos de cogollos secos, diverso material para el mantenimiento del cultivo indoor (aires acondicionados, ventiladores, herramientas, etc.) y la cantidad de 2.400 euros en billetes de 50 euros.

Los detenidos han pasado a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Alcoy, el cual ha decretado la libertad con cargos para ambos.

Actualmente se siguen las investigaciones a fin de localizar a otros miembros de la organización.

La Guardia Civil incauta 2.054 plantas de Cannabis sativa - 1, Foto 1
La Guardia Civil incauta 2.054 plantas de Cannabis sativa - 2, Foto 2