Los promotores de la ILP del Mar Menor presentan 639.826 firmas para respaldar su tramitación parlamentaria

De este modo no han agotado la prórroga de tres meses que autorizó la Mesa de la cámara baja. Con esta iniciativa legislativa popular buscan conseguir que el Mar Menor tenga personalidad jurídica

SILVIA MATEO. Cartagena

Los promotores de la ILP del Mar Menor no agotan la prórroga de tres meses autorizada por la Mesa del Congreso de los Diputados y han entregado este miércoles más de 639.000 firmas en la Oficina del Censo Electoral en Madrid para conseguir la personalidad jurídica para la laguna salada

Son un 28% más de lo necesario para que el Congreso debata si el Mar Menor puede tener personalidad jurídica. La norma establece como mínimo 500.000 firmas y el grupo promotor ha entregado en la Oficina del Censo Electoral de Madrid 100.000 más, en total 639.826, para poder presentar una iniciativa legislativa popular. Lo ha hecho dentro del plazo inicial dado que finalizaba el 28 de octubre, por lo que no han tenido que agotar los tres meses de prórroga concedidos por la Mesa, aunque Ada García, una de las promotoras, asegura no tenían constancia de ello.

Los promotores han estado recogiendo durante casi un año las rúbricas por toda España y ahora será la Oficina del Censo Electoral la que compruebe la validez de las firmas, si están todos los datos completos y corresponden a ciudadanos de nacionalidad española inscritos en el censo mayores de edad, tal como establece la ley. Una vez lo verifique, será debatida en el Congreso de los Diputados.

Los promotores no ocultan la alegría y satisfacción, pero reconocen que el camino será largo. De conseguirse la personalidad jurídica para el Mar Menor, Ada García señala que la ley no beneficiará solo a la laguna salada, sino también a todos los ecosistemas degradados

«Estamos muy contentos, no nos lo creemos, vamos a celebrarlo todos los promotores porque ha sido un año de trabajo sin descanso», ha señalado García, quien espera que la ILP prospere en su trámite en la Cámara Baja, se dote de personalidad jurídica al Mar Menor y, de esa forma, acaben los problemas que afectan a la laguna salada.