LORCA/ Tres años de abandono convierten el canal de la rambla de Biznaga en una ciénaga de agua pestilente y putrefacta, un serio foco de problemas de salud pública

• Toneladas de residuos, basura y maleza ocupan la totalidad del cauce, que almacena aguas estancadas y corrompidas de las que surgen nubes de mosquitos, moscas y otros insectos. Los vecinos califican la situación de insoportable, mientras los usuarios del carril bici evitan la zona porque «los insectos nos cosen a picotazos».

• El material acumulado obstruiría la evacuación natural de la rambla de Biznaga en caso de precipitaciones intensas, por lo que desde el PP exigen una actuación inmediata para desbrozar, limpiar y desinfectar la canalización. La obra supuso en 2019 una inversión de 130.000 euros, que ha sido abandonada a su suerte de forma irresponsable.

El concejal de Desarrollo Rural en el ayuntamiento de Lorca por el Partido Popular, Ángel Meca, ha visitado esta mañana junto a vecinos de la zona el canal de evacuación de aguas pluviales construido en la rambla de Biznaga, que se ha convertido en un problema de salud pública tras acumular tres años sin que el actual gobierno local haya realizado ni una sola tarea de limpieza, desbroce o desinfección en esta infraestructura.

Alcanzar este nivel de abandono y degradación resulta injustificable, especialmente cuando hemos venido advirtiendo al actual gobierno local de lo que estaba pasando con este canal a lo largo de los últimos tres años. Es inaceptable, tienen que depurar responsabilidades políticas y pedir perdón a los vecinos.

Se trata de una vía de evacuación en la que se invirtieron 130.000 euros, que actualmente tampoco puede cumplir con su función de evacuar agua en caso de lluvia, puesto que el canal está taponado por la maleza y toneladas de basura. Así, lo han convertido en un foco generador de problemas de salud pública, del que salen nubes de mosquitos y atrae todo tipo de insectos.

El agua que se acumula aún a día de hoy en su interior está putrefacta, emanando olores absolutamente nauseabundos. Exigimos, como lo venimos haciendo durante años, que el ayuntamiento desplace inmediatamente una brigada multidisciplinar que proceda con carácter urgente al desbroce, vaciado y limpieza de este canal, donde se acumulan toneladas de maleza, animales en descomposición y restos de todo tipo de basura.

Ángel Meca ha indicado que los vecinos nos han trasladado que los problemas que genera este foco de pestilencia son continuos, y se agravan ahora con la llegada de las altas temperaturas y la proliferación exponencial de mosquitos, incluido el peligroso mosquito tigre, moscas y otros insectos.

Las condiciones en las que se plantea el verano para los residentes de la zona son alarmantes por la gran masa vegetal que se ha generado a consecuencia del periodo de lluvias de finales del invierno. El caldo de cultivo que el gobierno socialista ha creado aquí es una vergüenza. Los usuarios del carril bici paralelo a la antigua carretera de Águilas también nos han remitido sus quejas al respecto. Muchos de ellos han renunciado a utilizar el tramo que cruza la rambla por el Puente del Bao porque, en sus propias palabras, «los insectos nos cosen a picotazos».

Es impresentable que la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS) esté haciendo la «vista gorda», pasando por alto semejante aberración, mientras trama la ruina de cientos de vecinos de la zona tras declarar sus propiedades como Zona de Flujo Preferente.

Se trata de una infraestructura en la que se invirtieron cerca de 130000 € por parte del consistorio municipal y que permite aliviar el agua de lluvia cuando se registran precipitaciones en esta zona. La imagen que presenta en la actualidadeste canal es lamentable, puestoque la falta de mantenimiento se ha traducido en la acumulación de desechos, malezae incluso depósitos de basura quelo han taponado, impidiendo que cumpla su función.

Los trabajosefectuados en su momentopor el Gobierno del PP en Lorca sirvieron para recobrar el trazado original de la rambla y la altura natural de su lecho, incluyendo laremodelación y mejora del encauzamiento de un tramo de la Rambla de Biznaga.Esta obra supuso una mejora importante que beneficiaba de forma directa a una longitud total del tramo de rambla de 400 metros lineales, abarcando desde la autovía de Águilas hasta la antigua carretera con esta misma ciudad.Se trata de un proyecto que fue financiado íntegramente por parte del Gobierno Regional de Fernando López Miras.

Las obras consistieron fundamentalmente en la excavación y acondicionamiento de un canal en tierra para mejorar las condiciones de drenaje de esta zona, con un doble objetivo: por una parte canalizar de una forma adecuada los caudales de aguas pluviales derivados de las crecidas de la rambla en caso de fuertes precipitaciones, y, por otro, optimizar las condiciones de desagüe ante la eventualidad de que se registren episodios de grandes avenidas, circunstancia periódica en esta zona de España.

Este tipo de cuestiones dan a entender que el propio gobierno local está de brazos caídos, desanimado y asumiendo que no han estado a la altura de las circunstancias, y lo que es peor, se han desentendido de las pedanías.

Nosotros consideramos que, si en el ayuntamiento ha habido dinero para gastarse 50.000 euros en demoler la fuente de la pasarela, 800.000€ para comprar coches y 120.000 para un concierto al que apenas fueron 200 personas, tenían que haber priorizado cuestiones que interfieren en la salud pública y la seguridad de las personas, como esta que nos ocupa hoy.

Tres años de abandono convierten el canal de la rambla de Biznaga en una ciénaga de agua pestilente y putrefacta, un serio foco de problemas de salud pública - 1, Foto 1
Tres años de abandono convierten el canal de la rambla de Biznaga en una ciénaga de agua pestilente y putrefacta, un serio foco de problemas de salud pública - 2, Foto 2
Tres años de abandono convierten el canal de la rambla de Biznaga en una ciénaga de agua pestilente y putrefacta, un serio foco de problemas de salud pública - 3, Foto 3