La Región de Murcia registra 29 fallecidos más y 667 nuevos casos de Covid-19 en el último día

Un paciente de la UCI del Reina Sofía, en una fotografía de archivo. / JAVIER CARRIÓN / AGM

El total de ingresados baja pero la situación en los hospitales «sigue siendo muy preocupante», con 1.012 pacientes y 175 en las UCI, que superan el 140% de su capacidad estructural

La Verdad

La pandemia volvió a dejar este martes una jornada trágica, con 29 fallecidos en la Región de Murcia. Es el sexto día seguido con más de dos decenas de defunciones, y el total de víctimas mortales asciende a 1.147, 171 en la última semana. Este martes murieron 16 hombres y 13 mujeres de entre 59 y 95 años. Catorce eran de Murcia, nueve de Cartagena, dos de Caravaca y el resto de Bullas, Torre Pacheco, Yecla y Jumilla. Estas son aún las consecuencias de la tercera ola que barrió todos los municipios murcianos durante el mes de enero.

La Región está doblegando por fin la curva, aunque es evidente que el frenazo ha llegado tarde. El portavoz de Salud para la pandemia, Jaime Pérez, notificó este miércoles 667 nuevos casos de coronavirus. Es una leve subida con respecto al día anterior, pero la tasa de positividad de las pruebas de PCR y antígenos (7.623) se mantiene estable, en el 8%.

Del total de contagios, 179 se registraron en Murcia, 109 en Cartagena, 55 en Lorca, 41 en Molina. Además, 27 en Yecla, lo que refleja por fin una reducción de la transmisión en el municipio del Altiplano, el más afectado desde finales de enero. También hubo 21 en Cieza, 18 en Águilas, 17 en Jumilla, 15 en Las Torres de Cotillas, 14 en Abarán, 11 en Caravaca de la Cruz, 11 en Ceutí, 10 en Archena, 10 en Beniel, 9 en Alcantarilla, 9 en Fuente Álamo, 9 en San Pedro del Pinatar, 9 en La Unión, 8 en Mazarrón, 8 en San Javier, 7 en Mula, 6 en Totana, 5 en Los Alcázares, 5 en Alguazas, 5 en Santomera, y 5 en Torre Pacheco.

La estadística de casos activos sigue bajando, con 10.345 personas afectadas. En las últimas 24 horas se volvieron a sumar más de un millar de curados, por lo que el total llega a 85.569. Pérez subrayó que «el número de contagios ha bajado considerablemente». pero la situación de los hospitales «sigue siendo muy preocupante, aunque podemos ver algún signo de que empieza a mejorar un poco».

Hay 1.012 ingresados en los centros hospitalarios, casi 70 menos que el día anterior. Pese a ello, aún son cifras desmedidas y hay que esperar que este descenso «se confirme a lo largos de la semana». De hecho, la presión en las UCI sigue siendo extrema, con 175 enfermos (dos más), el 143% de su capacidad estructural.