La Policía Local de Yecla descubre un bar que abría durante el Estado de Alarma

El dueño puede recibir una denuncia de 10.400 euros y los cuatro clientes que estaban dentro tendrían que pagar entre 601 y 30.000 euros. Además, el local no tenía licencia para la cocina con la que funcionaba

La Policía Local de Yecla cierra un bar que abría durante el Estado de Alarma. En él se comía, bebía y fumaba en grupos durante estas semanas y los clientes entraban por la puerta semiabierta. Según el ayuntamiento, en el momento del cierre este viernes había en su interior cuatro clientes, que también fueron denunciados por incumplir las limitaciones del obligado confinamiento para evitar contagios entre la población.

El dueño del establecimiento se enfrenta a una denuncia de 10.400 euros propuesta a la Delegación de Gobierno y los clientes a multas de entre 601 y 30.000 euros.

Además, se constató en la licencia de actividad del establecimiento que no podía disponer de la cocina que estaba funcionando con normalidad. Los vecinos han corroborado que hacía ya varios días en los que el bar estaba siendo frecuentad por clientes, por lo que no se trataba de un hecho aislado.