La pandemia sigue sin freno en Alemania y marca nuevo récord con 351 muertos y 76.000 contagios

La canciller de Alemania, Angela Merkel, ha descrito la situación de la pandemia en el país como «dramática», ha insistido en que es una «emergencia» y ha alertado de que la tasa de vacunación no es suficiente para frenar el aumento de contagios

CADENA SER

Las autoridades sanitarias de Alemania han informado este jueves de que el país ha superado el umbral de las 100.000 muertes acumuladas a causa de la pandemia, mientras ha registrado un nuevo máximo diario de contagios, con 75.961 positivos, que sitúa en más de 5,5 millones los casos confirmados.

En concreto, se han anotado 351 decesos en las últimas 24 horas, que hacen que la totalidad de las víctimas mortales se instale en 100.119, según los datos aportados por el Instituto Robert Koch (IRK), encargado del control de la emergencia sanitaria en Alemania.

El país europeo confirma día a día estar inmerso en una cuarta ola de contagios derivados del coronavirus, y ha vuelto a alcanzar una nueva cifra récord también en lo que a la tasa de incidencia acumulada a siete días se refiere, pues suma 419,7 contagios por cada 100.000 habitantes en la última semana.

El director del IRK ya avisó hace unos días de que «si la reducción de contactos y la vacunación no tienen éxito de forma intensiva» el país entraría efectivamente en una «quinta ola».

¿Vacuna obligatoria?

Varios primeros ministros de los estados federados se han pronunciado recientemente a favor de la introducción la obligatoriedad de la vacuna, si bien el ministro de Sanidad en funciones, Jens Spahn, se ha mostrado escéptico y ha resaltado que no se trata sólo de una cuestión jurídica, sino de la relación entre el Estado y el ciudadano.

Por su parte, varios estados federados han anunciado este mismo martes nuevas restricciones e incluso la imposición de toques de queda y la vuelta a las clases telemáticas.

La canciller de Alemania, Angela Merkel, ha descrito la situación de la pandemia en el país como «dramática», ha insistido en que es una «emergencia» y ha alertado de que la tasa de vacunación no es suficiente para frenar el aumento de contagios.