La pandemia no apagó los incendios en la Región durante 2020

Se declararon 93 siniestros, 14 muy graves que ocasionaron una superficie afectada forestal de 478.6 hectárea

LA OPINIÓN

Con el calor comienza la temporada de incendios en los meses de verano. El año pasado se quemaron 65.923 hectáreas en todo el país; un área superior a toda la ciudad de Madrid. A pesar del confinamiento y la pandemia ocasionada por la covid, se registraron 19 grandes incendios que quemaron más de 500 hectáreas, más que en 2019 y 2018 juntos.

La AEMET pronostica que en junio, julio y agosto se llegarán a temperaturas más elevadas de las normales, lo que supone un riesgo para la aparición de nuevos focos en España. Solo en lo que llevamos de 2021 se han producido seis grandes incendios, superando la media de la última década, tal y como recordó el propio Ministerio del Interior, que inició el pasado 15 de junio, la campaña de lucha contra incendios de este año.

La pandemia tampoco frenó en el año 2020, al menos de una manera significativa, el número de incendios forestales y conatos en la Región de Murcia. Si en el año 2018 se logró frenar la tendencia al pasar de 137 siniestros a 110, y en el año 2019 aún más con 84, en el año 2020 volvió a incrementarse el número de conatos e incendios hasta alcanzar los 93.

Según los últimos datos aportados por la Consejería de Agua, y publicados en el Centro Regional de Estadística, el total de siniestros, 79 correspondieron a conatos y 14 a incendios que ocasionaron una superficie afectada forestal afectada de 478.6 hectáreas, el peor dato de los últimos cuatro años. De la superficie total, 390 hectáreas están referidas al arbolado leñoso, 79 a espacios desarbolados y 77 matorral y monte bajo.

Si se atiende al número de montes afectados por incendios según los municipios y las causas, de los 93 siniestros, 56 fueron causados por el ser humano, el 60 por ciento; de ellos 31 por negligencias y causas accidentales y 25 de forma intencionada. El resto fueron originados por un rayo o no se pudo determinar el origen. Los municipios más afectados fueron Lorca, Cartagena y Murcia. Pese a estos datos, el municipio con más superficie forestal afectada fue Mula, el municipio al que se le ha adjudicado el gran incendio que se produjo a finales de agosto de ese año y que también afectó a Bullas, en el Paraje de Los Porriones con un perímetro afectado de unos quince kilómetros cuadrados y donde llegaron a trabajar sobre el terreno más de 350 efectivos.

Desde Greenpeace recuerdan que las olas de calor hacen que el monte tenga estrés hídrico y sea más vulnerable a los incendios. El resultado es un paisaje seco, continuado e inflamable. Un incendio en este paisaje, al tener vegetación continuada, será rápido y devastador. Por otra parte, señalan que la gestión urbanística no ha tenido ni tiene en cuenta el riesgo de incendio forestal, encontrándose urbanizaciones, viviendas e infraestructuras en zonas de alto riesgo que son indefendibles y que no están preparadas para prevenir y mitigar los impactos de los incendios forestales.

El Plan Infomur de 2021 amplía sus patrullas de Protección Civil

El Plan de Protección Civil de Emergencia por Incendios Forestales en la Región de Murcia (Infomur), se activó el pasado1 de junio, con la vigilancia móvil de 34 parejas de voluntarios de Protección Civil en 32 municipios y estará activo hasta el 30 de septiembre. A las patrullas móviles de vigilancia se unen los 20 puestos fijos ubicados en puntos estratégicos y el helicóptero de vigilancia y detección ACOVI, con base en la Sierra de la Pila (Abarán).

Para las tareas de extinción se dispone de tres brigadas forestales helitransportadas con sus respectivos helicópteros, con base en Alcantarilla, en Sierra de la Pila (Abarán) y en Zarcilla de Ramos (Lorca), además de contar con un helicóptero dependiente del Ministerio de Agricultura, con base en La Alberquilla (Caravaca de la Cruz).

También se cuenta con 19 brigadas forestales terrestres ubicadas en 18 municipios; cuatro brigadas forestales de intervención rápida con bases en Cieza, Mula, El Valle (Murcia) y Caravaca de la Cruz; 11 brigadas municipales de pronto auxilio; y por último, los Servicios de Extinción de Incendios de los ayuntamientos de Murcia y de Cartagena, y del Consorcio de Extinción de Incendios y Salvamento de la Región de Murcia (CEIS).