La lluvia ayuda a los bomberos a controlar el «explosivo» incendio de Tarragona

Los bomberos han conseguido controlar el 90% del fuego y se afronta la jornada con mayor optimismo

Los Bomberos han logrado perimetrar el 90 % del incendio de Santa Coloma de Queralt (Tarragona), que desde el sábado ha afectado a más de 1.657 hectáreas, y han levantado el confinamiento en Sant Martí de Tous y Santa Maria de Miralles, a la espera de poderlo estabilizar hoy, con la ayuda de la lluvia.

Luis Martínez, oficial de prensa de la UME confirmaba en Hoy por hoy que gracias a la lluvia están controlando mejor las labores de extinción del incendio. El propio Martínez aseguraba que la meteorología hizo que el incendio tuvo un “comportamiento explosivo” que “en algunos casos se comportó de maneras aleatoria y muy peligrosa”.

Tal y como explica el oficial de prensa de la Unidad Militar de Emergencias (UME), ya se han desconfinado dos de las poblaciones confinadas durante el domingo ya que “la previsión del incendio va mucho mejor”. Los trabajadores de la UME fueron desplegados desde el momento en que se declaró el incendio. En total se han desplazado 216 militares, 66 vehículos, dos helicópteros y dos aviones apagafuegos.

El peor incendio de la comunidad en lo que va de año

El incendio forestal que se desató el sábado en Santa Coloma de Queralt (Tarragona) avanzaba sin control por la comarca barcelonesa de Anoia avivado por el viento, tras haber calcinado casi 1.400 hectáreas y provocado desalojos de masías y urbanizaciones, así como el confinamiento de dos poblaciones amenazadas por las llamas.

El fuego, que podría haberse originado por una colilla o un chispazo procedente de un vehículo, llevó este domingo a una situación crítica a los equipos de extinción, ante el temor de que siguiera avanzando hacia el municipio de Sant Martí de Tous y llegara a engullir un perímetro de 5.000 hectáreas.

El viento de sur que ha empezó a soplar al mediodía del domingo obligó a los bomberos a redoblar sus esfuerzos para impedir que las llamas se extendieran hacia el norte: así lograron que el fuego ralentizara su avance, aunque se registraron algunos rebrotes preocupantes en algunos puntos.