La ley abolicionista dejará a las prostitutas de la Región «en la puñetera calle»

El Comité de Apoyo a las Trabajadoras del Sexo (CATS) asiste con preocupación al anuncio de Pedro Sánchez de impulsar una norma que acabe con la prostitución y sancione a los clientes

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se comprometió este fin de semana durante el 40º Congreso Federal del PSOE a impulsar una ley para abolir la prostitución y que sancione a los clientes. Pese a la ovación de los socialistas, su anuncio ha sentado como un jarro de agua fría al Comité de Apoyo a las Trabajadoras del Sexo (CATS), que trabaja cada año con alrededor de 1.600 personas dedicadas a esta actividad en la Región.

«El cliente es el que mantiene la actividad, atacarle a él es a atacar a las trabajadoras sexuales»

Nacho Pardo – Coordinador CATS

Nacho Pardo, coordinador de CATS, considera que la norma puede tener «consecuencias preocupantes» y augura que dejará a muchas de estas mujeres «en la puñetera calle», ya que en la actualidad sigue habiendo unos índices de paro muy elevados que harán imposible que el mercado de trabajo pueda absorber a las trabajadoras sexuales.

La nueva normativa va en la línea de la Ley Orgánica de Garantía Integral de la Libertad Sexual, aprobada en el Consejo de Ministros el pasado verano, que incorpora la tercería locativa para perseguir a todo aquel que, con ánimo de lucro, destine un inmueble o local para favorecer la explotación sexual de otra persona.

«Hay que diferenciar la trata de personas del trabajo sexual que ejercen las mujeres libremente»

Olvido Garrido – Movimiento Feminista

Desde CATS insisten en que no defienden la prostitución, «pero sí los derechos laborales de las trabajadoras sexuales». De igual forma opina Olvido Garrido, del Movimiento Feminista de Murcia, para quien hay que diferenciar «la trata de personas del trabajo sexual que ejercen las mujeres libremente». Con una ley abolicionista «no se tienen en cuenta los derechos laborales de estas mujeres, que se ven arrinconadas a trabajar en lugares peligrosos», apunta.

Ley integral

La diputada socialista de la Asamblea Regional y miembro de la Asamblea Feminista Gloria Alarcón cree que el porcentaje de mujeres que ejercen la prostitución libremente es «residual y marginal» frente a las que lo hacen obligadas o por extrema necesidad. En su opinión, «no es más que una excusa neoliberal» para mantener el negocio de la prostitución, que genera en torno a 5 millones de euros al día, según estimó la Policía Nacional en 2015.

«El reto va a ser abrir ventanas para las mujeres que ahora viven de la prostitución»

Gloria Alarcón – Diputada PSOE

Además, subraya que «el reto de la nueva norma será abrir ventanas para que las mujeres que ahora viven de la prostitución entren a trabajar en la vida ordinaria». Para esto, explica, es necesaria una ley integral que recoja «cómo atender a las mujeres» y «cómo castigar a quién las prostituye». La socialista se muestra aliviada tras la decisión de su partido de encarar el problema y señala que es ahora Podemos quien tiene un problema al no posicionarse.