La fiscalía investiga dos residencias más en Cartagena y Cieza, tras denuncia de Podemos

La Fiscalía ha abierto diligencias de investigación en dos residencias de ancianos a raíz de la denuncia que Podemos presentó el pasado 8 de febrero. En ella trasladaba al fiscal «graves negligencias» denunciadas por los propios trabajadores  en la residencia de Amavir en Cartagena y en el centro para personas con discapacidad Los Olivos en Cieza.

En ambos casos, la formación morada puso en conocimiento de la justicia los  hechos, después de que trabajadores de estos centros acudiesen a la portavoz de Podemos, María Marín, para «aportar pruebas y testimonios de las negligencias detectadas».

En la residencia de Cartagena, la Fiscalía va a investigar si se cumplieron los protocolos que obligan a guardar cuarentena a todos los empleados contagiados y a aislar a todos sus contactos estrechos.

Por lo que respecta al centro de discapacidad de Los Olivos, en Cieza, las irregularidades están relacionadas con la atención sanitaria prestada por la contrata del servicio en este centro de titularidad pública.

Marín ha asegurado que la labor de inspección y control de las residencias de mayores y los centros de discapacidad por parte del Gobierno regional es «totalmente insuficiente».