La CHS prepara la activación de los pozos de sequía para casos de emergencia

La Confederación Hidrográfica del Segura recuerda que si no llueve en otoño se entraría en «situación de alerta» y se producirían restricciones del 25% en el agua de regadío

ONDA REGIONAL

La Confederación Hidrográfica del Segura trabaja en la preparación del incremento de la oferta de agua a través de los pozos de sequía. Están listos pero no se activarán salvo en caso de emergencia, ha dicho a Onda Regional el presidente del organismo de cuenca, Mario Urrea.

Si no llueve en otoño habrá que proceder a restricciones para el regadío en torno al 25 por ciento. Desde el punto de vista técnico los pozos de sequía están operativos, listos para funcionar, pero precisan de autorizaciones medioambientales. Urrea explica que se están preparando los documentos para realizar esa tramitación y estar listos en caso de que sea necesario activar los pozos.

«De no producirse lluvias en otoño entraremos en situación de alerta, en la cual ya hay que proceder a restricciones en el suministro de agua para el regadío estipuladas en el 25%», ha recordado Urrea. Además, el presidente del organismo de cuenca asegura que se ha trabajado en puntos prioritarios que establecen los técnicos en previsión de posibles lluvias torrenciales como «tareas de conservación y mantenimiento del río Segura y sus afluentes y de las ramblas.

Ahora en agosto y septiembre se está actuando en los puntos que los técnicos consideran como prioritarios para conseguir una mayor capacidad de evacuación hidráulica», ha indicado Urrea.

LOS REGADÍOS SE TENDRÁN QUE «ACOMODAR» A LA DISPONIBILIDAD DE AGUA

El secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Morán, prepara los ánimos del campo para el próximo año hidrológico en España. La escasez de agua va a obligar a «acomodar» el regadío a la disponibilidad hídrica, según afirma. Esto no supondría un un cierre de grifo total sino de «poner en marcha mecanismos de restricción» para el regadío, que capitaliza el 80 % de la totalidad de  los usos del agua en España.

Declaraciones estas que Morán mantenía en Televisión Española y en las que también se refería al Mar Menor. El secretario de Estado equipara la situación que atraviesa la laguna salada con el de otros parajes naturales como Doñana o Las Tablas de Daimiel: presión de sectores económicos como es la agricultura, movidos en la mayor parte de los casos en el terreno de la alegalidad. Eso es a lo que el Ministerio para la Transición Ecológica quiere poner coto. El secretario de Estado de Medio Ambiente aseguraba en esa entrevista que la cooperación de los sectores económicos del Campo de Cartagena y la inversión por parte del ejecutivo central son los pilares sobre los que se va a apoyar la recuperación de la laguna.

CHS PUBLICA EL PLIEGO PARA MEJORAR EL ENCAUZAMIENTO DEL SEGURA DESDE CONTRAPARADA

Por otra parte, la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS) ha publicado el pliego de prescripciones técnicas del contrato de servicios para el estudio integral del estado de conservación y establecimiento de los niveles de seguridad del encauzamiento en el río Segura en el tramo comprendido entre la Contraparada y la desembocadura en Guardamar del Segura (Alicante).

El presupuesto base de la licitación es de 1.749.842,25 euros. Las últimas construcciones de los encauzamientos del río Segura datan de los años 90, por lo que en la actualidad se ha observado la necesidad de actuar en algunos de sus tramos para mejorar su seguridad estructural. Esta seguridad ha sido seriamente afectada por los episodios de DANAs de los últimos años, que han venido a constatar la necesidad de un mejor conocimiento de los tramos del cauce fluvial, desde la Contraparada hasta su desembocadura, tanto desde el punto de vista hidráulico, estructural, topográfico y geotécnico.

En este sentido, el organismo de cuenca persigue realizar un análisis detallado del estado de conservación y de mantenimiento de los distintos tramos encauzados en dicho tramo objeto del estudio. También, el análisis requiere la necesidad de actualizar geométricamente el encauzamiento, sus elementos de protección y puntos débiles e instalaciones auxiliares