«Irreparable y ruinoso»: preocupación en Casares por la cercanía de las llamas del incendio de Sierra Bermeja

José Carrasco, alcalde de Casares, hacia donde avanzan las llamas: «Debe haber preocupación pero no alarma»

Teniente coronel Garcés, de la UME: «La topografía es abrupta, está deshidratado, y la meteorología ha sido adversa»

CADENA SER

El incendio forestal que desde el miércoles arrasa Sierra Bermeja sigue activo y sin control. Los trabajos de extinción avanzan pero aún se va a tardar días en tener estabilizadas las llamas. El incendio ha obligado a desalojar de sus casas a 1.700 vecinos de seis municipios, ha arrasado 7.800 hectáreas y tiene un perímetro de 90 kilómetros. Hay trabajando en su extinción medio centenar de medios aéreos y un millar de personas sobre el terreno, incluida la UME.

260 efectivos de la UME

El teniente coronel Garcés, jefe del batallón de Morón, ha explicado en el informativo Hora 14 que «la meteorología es un poco más benévola» para trabajar en la extinción. El militar ha explicado la función de los 260 efectivos de la UME que trabajan en Sierra Bermeja: «Trabajamos en la defensa del sector norte del incendio, donde se han evacuado cuatro localidades, evitando que las llamas puedan afectar a los cascos urbanos. Ninguna de estas localidades se ha visto afectada». El militar ha destacado que se trata de un incendio «muy complejo, por la topografía muy abrupta, hay mucho combustible, está muy deshidratado, y la meteorología ha sido muy adversa».

«Preocupación pero no alarma»

José Carrasco, alcalde de Casares, ha tenido en la SER un mensaje de tranquilidad para los vecinos de la localidad, de unos 6.000 habitantes y hacia donde avanzan las llamas: «Debe haber preocupación pero no alarma; el casto histórico está lejos de donde se está produciendo ahora lo peor del incendio y se está atajando con mucho personal. Nos podemos sentir contentos porque creo que lo pueden controlar». Entre los vecinos, explica, «hay cierta preocupación por los desalojos de los pueblos de alrededor», «por la proximidad al polígono»: «Ahora intentan controlar la parte norte de Casares, donde hay fincas con mucho matorral, bastante boscosa».

Sobre el carácter intencionado del fuego, el alcalde ha señalado que el daño que ha causado es «irreparable»: «Es incomprensible lo que ciertas personas puedan hacer, esto es ruinoso».