Investigan sendas agresiones sexuales en Lorquí y Mazarrón

La Policía Judicial ha detenido a un hombre de 60 años de edad, cuya identidad no ha sido facilitada, acusado de violar a su novia en el domicilio que compartían en Lorquí, informa el diario La Opinión, de fuentes cercanas a la investigación.

El suceso habría tenido lugar ayer, sobre las ocho de la mañana, en una vivienda de la calle Cervantes. Fueron los propios vecinos de la zona los que dieron la voz de alarma, al escuchar los gritos de la pareja e intuir que estaba produciéndose una fuerte discusión.

Hasta el lugar se movilizaron agentes del Instituto Armado de Molina de Segura, que vieron que la escena no era sólo de una violencia de género, sino que había indicios de agresión sexual.

La víctima, de 30 años de edad fue trasladada a un hospital y sometida a un examen forense, que confirmó que había sufrido una agresión sexual. Presentaba, además de desgarros vaginales, lesiones por el forcejeo que, supuestamente, mantuvo con su atacante, que fue arrestado en la casa.

Fuentes próximas al caso señalan que el presunto agresor y su víctima se habían mudado a vivir a Lorquí desde la ciudad andaluza de Huelva.

 

Por otra parte, la Guardia Civil busca a un vecino de Mazarrón, como presunto autor de la agresión sexual a una niña de 8 años, según publica La Verdad.

Fuentes cercanas a la investigación, señala el diario, apuntan a que el sospechoso, de nacionalidad extranjera, es vecino de la víctima y habría aprovechado la cercanía para atacar a la menor bajo la amenaza de hacer daño a su madre. El presunto autor de la agresión es camionero de profesión y actualmente está fuera del país.

Los hechos, según denunció este viernes la familia en el cuartel de la localidad, ocurrieron a principios de mes, pero no sería hasta ahora cuando la menor se atrevió a relatar a sus allegados lo ocurrido. Al parecer, el hombre sometió a la pequeña a tocamientos y penetraciones con los dedos, según la publicación. El ataque, tal y como explicó la víctima, sucedió a la salida de un supermercado de la localidad y, para llevarlo a cabo, el sospechoso habría amenazado a la niña con lastimar a su madre.