García Legaz y Lasquetty abogan en Archena por las recetas económicas liberales

Javier Fernández Lasquetty, Jaime García Legaz y Patricia Fernández, ayer en Archena. / CLAUDIO CABALLERO

El ex secretario de Estado de Comercio y el consejero madrileño de Hacienda defienden la moderación fiscal ante destacados empresarios

LA VERDAD

El que fuera secretario de Estado de Comercio y actual consejero de Aena, Jaime García Legaz, consideró ayer en Archena que el camino que hay que seguir para la recuperación económica tras la pandemia es «procurar la estabilidad presupuestaria, apostar por unos impuestos moderados y asegurar a las empresas total libertad, sin presión alguna desde lo público». García Legaz hizo esta exposición durante el transcurso de la jornada ‘Perspectivas económicas: el inicio de una nueva era postpandemia’, organizada por el Ayuntamiento de Archena. Al encuentro auspiciado por la alcaldesa, Patricia Fernández, asistieron medio centenar de empresarios de la Región. Entre otros, también intervino el consejero de Hacienda de Madrid, Javier Fernández Lasquetty.

Según el murciano García Legaz, «a la economía española siempre le ha ido bien así, es decir, congelando impuestos y sin intervencionismo estatal en el mercado privado», y aseguró que «cuando nos hemos desviado de ese camino, ha ido todo mal». No difirió mucho el consejero madrileño de los argumentos de García Legaz. Aseveró que su comunidad «se ha convertido en una auténtica locomotora económica gracias a una política de rebaja de impuestos y de dejar libertad a las empresas, sin demonizarlas y sin ahogarlas». «Hemos pasado a ser la primera economía nacional gracias a la aplicación de una política de principios liberales, con libertad económica e impuestos bajos», subrayó el político madrileño.

No faltó en este encuentro el punto de vista de los pequeños empresarios, a través del presidente de la Asociación Murciana de la Empresa Familiar (Amefmur), José María Tortosa, quien insistió en la necesidad de seguir ayudando al llamado pequeño comercio, «rebajando la presión fiscal y concienciando a la población de que la empresa familiar es la más cercana y la que, durante la pandemia, más ha dado la cara».

La alcaldesa, Patricia Fernández, pidió que las subvenciones europeas lleguen a las pymes para crear empleo de calidad

Por último, Silvia García Castaño, directora de Inversiones de Tressis, habló del contexto internacional en el que se sitúa la Región tras la pandemia, e insistió en la necesidad de exteriorizar más la oferta que los murcianos son capaces de ofrecer.

Al inicio de su intervención, la alcaldesa Patricia Fernández ‘vendió’ Archena a los empresarios como ‘municipio friendly’ empresarial para captar nuevas inversiones que promuevan el crecimiento económico y la generación de empleo. Asimismo, subrayó la «valentía» de los empresarios durante la pandemia e hizo un llamamiento para que «las subvenciones europeas, la financiación en condiciones viables y la liquidez lleguen, también, a las pequeñas y medianas empresas para que su crecimiento se traduzca en rentabilidad sostenible y creación de empleo de calidad».

Polémica sanitaria

Por otra parte, Fernández quiso zanjar la polémica de los últimos días tras la decisión de la Consejería de Salud de declarar al municipio en un nivel alto por contagios de coronavirus, lo que supone restringir la actividad en el interior de restaurantes al 30%. Fernández insistió en que su equipo de gobierno «es muy respetuoso con las decisiones que toma la Consejería de Salud», y subrayó que la colaboración «es máxima», ya que, según dijo, «nos preocupa mucho la pandemia». Al mismo tiempo, Fernández puntualizó que, como «hemos hecho en los últimos diez años, nos sumaremos a las reivindicaciones de cualquier sector empresarial de Archena».

La regidora quiso dejar claro que no mantiene «ninguna rivalidad con nadie porque el PP es mi familia desde hace 20 años y por supuesto que vamos a seguir trabajando por Archena y por nuestra región, siendo lo único que nos marque el camino», concluyó.