Errejón y Urralburu conversan sobre Murcia: «Las generaciones futuras van a conocer un Mar Menor muerto»

LA OPINIÓN organiza una tertulia con el líder de Más País y con el portavoz nacional para abordar algunos de los principales asuntos que afectan a la Región de Murcia

El líder de Más País, Íñigo Errejón, y el portavoz nacional, Óscar Urralburu, nos reciben en una de las salas del Hotel El Churra de Murcia. El día anterior a la entrevista ambos dirigentes participaron en la marea humana que desbordó previsiones y colapsó la capital para reivindicar soluciones para el Mar Menor

Cerca de 70.000 de personas acudieron a la manifestación en defensa del Mar Menor, ¿les sorprendió la respuesta?

Óscar Urralburu (OU): La ciudadanía de esta región siempre responde y sale a la calle en los momentos importantes, en esta ocasión para decirle el Gobierno regional que se dedique a gobernar de una vez por todas, y a establecer los criterios que los comités científicos, los expertos, han puesto encima de la mesa desde hace décadas.

Íñigo Errejón (IE): Lo que vi fue una marea ciudadana que estaba más allá de las fuerzas políticas, había gente de todas las formas de pensar y sentir, que se hacían cargo de que se está a punto de llegar a una situación irreversible en el Mar Menor. Más allá de las culpas o de quién se pasa la patata caliente, entre el Gobierno nacional y regional, hace falta una intervención drástica y decidida, porque si no, las siguientes generaciones van a conocer un Mar Menor muerto. Mucha gente salió a la calle para decir que eso no puede ser, que es un crimen contra el territorio y también que es un desastre económico. Tanto el Gobierno regional como el de España tendrían que tomar nota, deben escuchar, y si no lo hace el autonómico, el Gobierno nacional tiene que dejar de lavarse las manos e intervenir, porque tiene los recursos y las competencias para evitar que no se produzca un daño irreversible, y eso está por encima de cualquier diferencia política. Creo que si la marea ciudadana se produce en otro sitio sería portada en los diarios nacionales.

¿Murcia no importa?

IE: Yo no he oído a los 10 diputados que envía la Región al Congreso de los Diputados poner el grito en el cielo sobre esto, y sí oigo por ejemplo a los diputados catalanes plantear sus dudas sobre la ampliación del aeropuerto de El Prat y cómo podría afectar al medio ambiente; y me parece bien que lo hagan, no es una crítica, pero ese ‘no estar en el mapa’ pasa en primer lugar por una inacción del Gobierno regional y de una buena parte de los representantes políticos, que parece que cuando van a Madrid a hacer política se olvidan de la región que representan. Si la manifestación del jueves se hubiese hecho es en otro lugar, hoy estaría todavía en los telediarios

Más País plantea un modelo menos centralizado, dar valor a los territorios periféricos…

IE: Es plantear una construcción con los pies muy en la tierra y eso significa, aunque suene a una cosa muy de perogrullo, que las decisiones del territorio se deben tomar pegadas al territorio y por la gente que mejor lo conoce. Esto no es una pelea de identidades o banderas, se trata de registrar iniciativas en el Congreso de los Diputados obedeciendo o representando lo que se decide en la Dirección de Más Región de Murcia. La creencia de que toda política nacional es política madrileña ha hecho mucho daño a España y a muchas de sus regiones.

OU: Es que los principales problemas de la Región tienen que ver con esa consideración periférica del territorio; a nivel presupuestario, de inversiones, de infraestructuras. Que estemos viviendo el corte de los cercanías que afecta a 3,5 millones de viajeros al año es un ejemplo. Esa desconexión de la Región, de manera interna y con el exterior, simplemente porque van a poner el AVE… pues eso no ocurre en Cataluña, ni en la Comunidad de Madrid, ni en ninguna de las grandes ciudades de España.

¿Este aislamiento ferroviario no se habría dado en otra comunidad?

IE: Es un despropósito, de esas cosas que te la tienen que contar dos veces. Lo que me parece es que el Gobierno regional no hace valer la Región de Murcia.

Para nadie es un secreto que tenemos que ir hacia un tipo de movilidad eléctrica, que es más limpia, sostenible y barata, pero eso no puede depender de una decisión individual, de aquel que se puede pagar 80 o 100 euros en el AVE, sino que tiene que ser una oferta de transporte público que vehicule todo el territorio. Hay muchos empleos posibles en la revitalización de la red de cercanías y en la media y larga distancia. Es falso eso que dicen de que hay que elegir entre medio ambiente y empleo, es mentira, hay muchísimos empleos potenciales en la movilidad eléctrica, en la eficiencia energética o en las nuevas energías; lo que pasa es que requieren de una determinada política industrial. Y creo que el Gobierno de España se equivoca de prioridades. No tiene ningún sentido que nos estemos gastando 1.700 millones de euros en la ampliación de El Prat o 1.600 en la de Barajas cuando al mismo tiempo hay regiones enteras desconectadas. Estamos hipersubvencionando el transporte que usan muy pocos, cuando es el cercanías el que utiliza muchísima gente, el que podría generar empleo y el que revitaliza el territorio

OU: Lo que está haciendo Adif es externalizar el coste del transporte a los estudiantes, a los trabajadores y a los pensionistas, para que se lo paguen de su bolsillo. Promueven así la conectividad privada, que la gente se tenga que comprar coches. El transporte público no puede pasar por las externalización de los gastos.

IE: Perdona que me repita, pero es que si esto pasa en otro lugar…. Es difícil imaginar que esto pueda ocurrir en otras regiones. No sé por qué el Gobierno regional no hace de esto un tema permanente, el primer punto en cualquier relación con el Gobierno central: ‘Oigan ustedes, no pueden dejar a una región tan importante desconectada, o con una conexión que depende de que cada usuario sea capaz de buscarse la movilidad’. En cualquier otro lugar sería un escándalo, y eso pasa porque hay un Gobierno en la Comunidad que no gobierna, que no está atento o que estará en otra cosa.

0 seconds of 0 secondsVolume 90%

Entrevista a Errejón y Urralburu (II) | Sobre el transfuguismo y la salud mental EVA MOYA

Un Gobierno regional que tiene cuatro consejeros tránsfugas, expulsados de Vox y de Ciudadanos.

IE: Viéndolo desde fuera, la sensación es que el único pegamento de ese gobierno es mantenerse en el cargo. ¿Qué tienen en común toda esa gente rebotada de un sitio y de otro? Pues una voluntad común de aferrarse al sillón y eso no es un gobierno, un gobierno debería compartir ideas, líneas de desarrollo claras para el futuro de la Región, yo no sé las ideas que comparten más allá de su futuro particular.

OU: Y mientras llega el siguiente proceso electoral, cobrando el sueldo… Es un insulto a todos los murcianos y las murcianas, un desprecio a la democracia y a la propia representatividad, porque hubo unas elecciones que han sido desvirtuadas. El 15 por ciento de los parlamentarios de la Asamblea Regional son tránsfugas… Un motivo razonable para que todos dijeran: vamos a cerrar la Asamblea y repitamos elecciones. López Miras es un presidente que no tiene proyecto, que lo que quiere es mantenerse en el poder, y prefiere gobernar con tránsfugas que hacer una Región más decente.

La Comunidad está preparando las alegaciones al nuevo Plan Hidrológico del Tajo, que supone, dicen, un ataque al Trasvase Tajo-Segura.

OU: El problema del agua será uno de los grandes desafíos para siglo XXI y, como advierte la ONU, será el gran problema de las crisis migratorias por el cambio climático; y la Región está en la zona cero. Tenemos una infraestructura que ha sido muy importante en el desarrollo pero también ha generado grandísimos problemas como el del Mar Menor.

Hay que hacer una transformación del modelo productivo en la Región. Si seguimos esperando más agua, sin abordar ese reto que tenemos, con el tiempo, Murcia no tendrá alternativa.

IE: Esto nos va a pasar en muchos campos. Durante muchas décadas, en nuestro país, hemos tenido un modelo de desarrollo que se sostiene sobre una idea: la de que los recursos son infinitos, y no hace falta ser ambientólogo para saber que no. No es una discusión ideológica, es un límite físico.

0 seconds of 0 secondsVolume 90%

Entrevista a Errejón y Urralburu (III) | Sobre la Ley de Vivienda, el aborto y la regulación del cannabis EVA MOYA

Errejón: «El bono del alquiler, solo para las comunidades que limiten los precios»

La nueva ley de vivienda que prepara el Gobierno central y la negativa del presidente regional, Fernando López Miras, a aplicarla fue uno de los asuntos más estacados durante la tertulia entre La Opinión, el presidente de Más País, Íñigo Errejón y el portavoz nacional, Óscar Urralburu. «Esta ley no existe, no la conocemos. Por eso me sorprende tanto que dirigentes del PP hayan anunciado que van a llevar al Tribunal Constitucional una ley que no se han leído», sostiene Errejón. Según el líder de Más País, se trata de una ley a desarrollar en año y medio «y eso me parece un tanto preocupante».

Uno de los aspectos que ya se conocen de la ley es que intervendrá los precios del alquiler a aquellos grandes propietarios con más de diez pisos en zonas tensionadas. Según Errejón, «el PP dice que intervenir los precios es una cosa que va contra las libertades, pero los precios de la energía o del agua están regulados, precisamente porque hemos asumido que son esenciales, estratégicos para nuestro desarrollo como país».

Sobre el bono de 250 euros a los jóvenes para ese alquiler, aseguró que su partido quiere ser «cuidadoso» y que por eso van a registrar una propuesta «para que ese bono solo vaya a aquellas comunidades autónomas donde sí se limiten los precios», algo que no incluiría a la Región si López Miras logra impedir, como pretende, la aplicación de la ley.

El líder de Más País explica que «si no limitas los precios y das 250 euros, ese dinero no es para los jóvenes, sino para los caseros, porque van a subir los precios… A ver si le vamos a estar dando una subvención a quien menos la necesita». Por su parte, Óscar Urralburu destacó que «en una región como esta, con los salarios más bajos de España y donde no hay política social de vivienda el problema se agrava más aún». Además, el exdiputado regional recordó que el Gobierno de España «todavía no ha clarificado cómo lo va hacer, hay muchas lagunas, pero no se puede hacer una oposición utilizando al Constitucional en una cuestión tan sensible».

Más Región se prepara para disputar el espacio de la izquierda en 2023

La implantación de Más Región en la Comunidad comenzó en marzo de este año con la celebración de la Asamblea Constituyente que eligió la nueva dirección del partido, constituyéndose la Coordinadora, cuya única lista estaba liderada por los exdirigentes de Podemos Óscar Urralburu y María Giménez. Poco después, Urralburu haría las maletas para encargarse de una de las dos portavocías nacionales de Más País.

«Estamos construyendo este proyecto político verde, que no es fácil arrancar en un ciclo reaccionario como el actual, muy complejo en un territorio como el de la Región de Murcia», señala Urralburu. Para el que fuese diputado en la Asamblea, la clave ahora mismo es formar a los equipos de trabajo, tener cuadros políticos «que tengan la voluntad de hacer suya una militancia comprometida con su tierra», para que en 2023 «presentemos a los que estén, los que surjan de ese proceso». «Si me toca estar a mí, me toca, y si me toca ir el último de la lista, no tendré ningún problema en estarlo, seguiré trabajando». Por su parte, Íñigo Errejón valoró el buen resultado de Vox en la Región en las últimas citas electorales.

«La irrupción de la ultraderecha es un síntoma de un divorcio creciente entre la ciudadanía y la política», señaló. Según el líder de Más País, la desigualdad rompe la comunidad «y donde emerge esa desigualdad también emerge una especie de mentalidad del ‘sálvese quien pueda’, la ley de la selva, donde pisas o te pisan». Frente a todo eso, Errejón propone aquello que «nos salva en los momentos difíciles, que es esa capacidad que tiene la sociedad para cooperar, para ayudarse».

«En los asuntos fundamentales, los reaccionarios no están», dice Errejón, que pone de ejemplo el trabajo de su partido sobre la salud mental: «Es un problema grave que tiene este país, y no puede depender de que tengas 70 euros a la semana para irte a una consulta privada, y sobre eso, la ultraderecha no dice nada», asegura.

Sobre la crisis climática y la alternativa que propone Más País: convertir a España en la Arabia Saudí de las energías renovables, «la ultraderecha tampoco dice nada, es decir, sobre los problemas centrales del siglo XXI, los reaccionarios no tienen nada que aportar porque prefieren mirar atrás».