Entradas a fiestas navideñas a precio de saldo

Los clientes que ya habían comprado pases para fiestas de Nochevieja intentan desprenderse de ellos ante el aumento de los contagios, mientras los organizadores prefieren esperar para ver si cancelan o no

Con Ómicron aterrizando en la Región de Murcia parece terminar de desplomarse el espíritu optimista que, hace menos de un mes, removía a los murcianos cuando se planeaban las festividades navideñas.

Hay un sector que lo está pasando especialmente mal. La hostelería y el ocio nocturno de la Región sólo pueden manifestar su malestar ante la incertidumbre que están viviendo estos días. El pasado lunes la Consejería de Salud dio a conocer las nuevas restricciones de aforo, así como la obligatoriedad de solicitar el certificado covid, y los efectos de esto no han tardado en hacerse notar.

Cada vez se cristaliza más el pensamiento de que las «macrofiestas» navideñas no podrán llevarse a cabo, y muchos locales, con entradas para las fiestas agotadas desde noviembre, no han adelantado aún si habrá reembolso en caso de cancelación y con qué condiciones será. En consecuencia, se están viviendo momentos propios a los posteriores al estallido de una burbuja especulativa y no es raro encontrar quien está tratando de revender su entrada a precios mucho más bajos, o incluso con condiciones del tipo «te doy dos entradas y si me vendes una te regalo la otra».

Locales sin fiesta

Aquellos que ahora se están publicitando planean cancelar

Eventos como los organizados por la Sala Espectrum de Murcia, Goa o el Club 9 Pisos confiesan a LA OPINIÓN que, al sacar el cartel para publicitarse, y haber empezado la venta de entradas en las dos últimas semanas (en las que han subido repentinamente los contagios), piensan que las fiestas que estaban organizando se encuentran abocadas al fracaso. Por eso están viviendo un período de mucha incertidumbre al que hacen frente «semana a semana».

Estos clubs, que se han encargado de los pormenores de sus eventos a sabiendas de que la posibilidad de que salieran adelante eran infinitamente más baja que otros años, sí dejan constancia en su cartel o su web de que en caso de cancelación se devolverá el importe completo de la entrada, pero esto ha parecido no ser suficiente a la hora de mover los ánimos de los murcianos, que cada vez optan más por pasar las festividades en sus casas.

Una joven, que prefiere mantener su anonimato, declara a LA OPINIÓN que compró entradas para una fiesta de Nochevieja organizada en la Plaza de Toros de Murcia (que cuelga desde hace semanas un cartel con las fiestas organizadas por el local, indicando que la dedicada a despedir el año tenía todas las entradas vendidas), y que tuvo que darse prisa en comprarlas, pero que a día de hoy nadie las quiere, al contrario, todo el mundo intenta revenderlas. Señala que antes de la covid se solía especular con el precio de las entradas. «La gente las compraba, por ejemplo, a 75 euros, para luego revenderlas a 100» y también que «este año han intentado hacer lo mismo, pero ha salido mal la jugada, porque no consiguen colocarlas».

Tampoco falta quien ha mandado varios mensajes preguntando sus dudas por las redes sociales a estos locales organizadores, pero que se han quedado sin respuesta.

Pedro Francisco Martínez, un estudiante que en noviembre adquirió entradas para la Nochevieja organizada por el Centro de Ocio ZigZag, cuenta que esperan revenderlas antes de conocer si el local planea devolver el dinero en caso de cancelación «porque, más que a que cierren, tenemos miedo de que la fiesta no se celebre de la forma en que queremos, y que por ejemplo nos tengan a todos separados o sentados en una mesa».

Otro de los motivos por los que se está intentando mover desesperadamente la reventa de entradas es el creciente miedo de la juventud, sector más tendente a asistir a este tipo de eventos nocturnos, a contagiarse; sobre todo, teniendo en cuenta que se han superado los 5.000 positivos activos en la Región y que los municipios de Cartagena y Murcia, en los que se preveían las fiestas de mayor magnitud, se encuentran en ‘Nivel 4- Muy alto’ de afectación.

Devolución del 80%

Por su parte, hay locales de celebraciones que ya se adelantaron a todo esto. Pablo Lax, uno de los organizadores de ‘Nochevieja, el reencuentro en Myrtea’, explica que a mediados de noviembre empezaron a vender las entradas, explicando a los clientes que, en caso de cancelación, la política que se seguirá será la de devolver el 80% del importe, ya que ellos «han gastado tiempo y dinero en la organización de ese evento y, como empresa, necesitan ese 20%».

Ahora cabe esperar y desear que se aclare de forma definitiva si se podrán celebrar dichos eventos navideños y de qué forma se harán, ya que la hostelería y el ocio nocturno están, como indica el dueño del pub lorquino Varadero, «destrozado económica y mentalmente» desde que en marzo de 2020 empezara el confinamiento como método de contención de la covid-19.

Este pub, que no ha sacado aún entradas a la venta para las festividades navideñas, se suma a otros tantos que han indicado a LA OPINIÓN que muy posiblemente no organicen fiestas de Navidad por el miedo a no conseguir vender suficientes entradas o tener que cancelarlas en el último momento por nuevas restricciones.

Los hosteleros piden al TSJ suspender la reducción de aforo del ocio nocturno

La Federación Regional de Empresarios de Hostelería (HoyTú) ha pedido al TSJ de la Región suspender la orden autonómica para reducir el aforo de los locales de ocio nocturno al 30% en plena sexta ola de la pandemia. El presidente de HoyTú, Jesús Jiménez, ha detallado que el recurso, admitido a trámite, solicita la adopción de medidas cautelares, para «evitar la ruina» del ocio nocturno, un sector, aseguran los hosteleros, criminalizado por el Gobierno regional por la exigencia conjunta de la reducción del aforo y el pasaporte covid. «Es una tomadura de pelo», apuntó ayer la patronal, que advierte que estas decisiones harán que muchos negocios «bajen la persiana». También lamentan el «agravio comparativo» que existe entre la limitación del aforo de este sector y la autorización de macrofiestas de Nochevieja en espacios ajenos a la hostelería.

Además, HoyTú critica que el Gobierno central haya recomendado la cancelación de comidas y cenas de empresa, lo que ha desembocado en la «masiva cancelación» de estos ágapes.