El PP se prepara para unas elecciones en Castilla y León antes de las andaluzas

Fernández Mañueco valora seriamente adelantar los comicios, pero descarta hacerlos coincidir con la cita de Moreno Bonilla

Diputados, senadores y procuradores castellanoleoneses hablan ya abiertamente de «ambiente de campaña»

cadena ser

Aunque el presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco sigue apostando en público por agotar la legislatura y llegar a 2023, la maquinaria del partido se ha activado ya en clave electoral, y fuentes cercanas al presidente castellanoleonés reconocen a la SER que la opción de celebrar elecciones anticipadas cobra más fuerza que nunca.

El 10 de marzo se cumple el plazo legal para presentar una nueva moción de censura en las Cortes, tras la que impulsaron sin éxito los socialistas hace ocho meses. Esa moción no consiguió arrebatarle el Gobierno al PP, pero sí hacerle perder la mayoría parlamentaria. Ahora el PSOE, solo necesitaría una deserción en las filas de Ciudadanos y los votos de dos procuradores de los partidos provincialistas de Ávila y León. De este modo, para tratar de conjurar una nueva moción, Mañueco debería disolver las Cortes antes del 10 de marzo y poner las urnas como tarde en el mes de mayo.

No obstante, el presidente de la Junta descarta hacer coincidir su cita electoral con la de Andalucía. Y no solo porque Moreno Bonilla haya situado sus comicios como pronto en el mes de junio sino porque el partido no considera táctico hacerlas coincidir. «No nos aporta nada celebrarlas en la misma fecha. Quizá a otras comunidades sí, pero no a nosotros» aseguran fuentes al más alto nivel en la Junta. «No se produciría ninguna sinergia y obligaría a repartir esfuerzos» señala un importante dirigente popular.

Desde Génova han dejado las manos libres a ambos barones para presionar el botón electoral en el momento que consideren, pero bendicen la doble cita en 2022 conscientes de que dos buenos resultados consecutivos reforzarían a Pablo Casado en clave nacional

Mañueco cuenta con las encuestas a favor, rozando, incluso, la mayoría absoluta: las últimas encuestas publicadas le sitúan cerca recuperar el resultado que logró el PP de Juan Vicente Herrera en el año 2011.

La operación, no obstante, no está exenta de riesgos. El mayor temor en las filas populares está en la movilización de un electorado acostumbrado a unir la papeleta autonómica con la municipal. Separar la cita de las elecciones municipales previstas para mayo de 2023, supone perder la ventaja de la gran implantación del PP a nivel local.

El elemento clave en la decisión de Mañueco, al igual que sucede en el caso del presidente andaluz, Moreno Bonilla, van a ser las cuentas públicas. Los segundos presupuestos del Gobierno PP-Ciudadanos que, de no aprobarse el 23 de diciembre, pueden ser la chispa que active la convocatoria de elecciones anticipadas dando a Mañueco una justificación «vendible» ante su electorado, un «relato».

El PP está en plenas negociaciones presupuestarias con el grupo «Por Ávila» pero como reconoce un destacado diputado popular «en realidad no existen grandes incentivos para sacarlos adelante».

«Ambiente de campaña»

En la reunión de la Junta directiva Regional del PP de Castilla y León que se celebró el pasado martes en Valladolid, Mañueco pidió a los suyos «ponerse las pilas» en un discurso que muchos de los presentes interpretaron en clave claramente electoral, y donde expuso los «objetivos cumplidos desde el Gobierno» y dio por conseguido «el 90% del programa electoral».

Son muchos los diputados, senadores y procuradores hablan abiertamente ya de «ambiente de campaña» y de «legislatura agotada». En la Cámara Alta, la consigna desde hace ya varias semanas es que los senadores castellanoleoneses centren sus iniciativas en asuntos particularmente pegados al territorio. «Y así lo estamos haciendo», dicen.

En este contexto el Partido Popular celebrará el fin de semana del 16 de enero el congreso regional del PP de Castilla y León que reelegirá a Alfonso Fernández Mañueco como presidente del partido.