El IPC continúa su escalada y llega en agosto hasta el 3,3%, su máximo desde 2012, sobre todo por la luz

Lo ha confirmado el INE, con cuatro décimas por encima del mes anterior, principalmente debido al encarecimiento de la electricidad, a las frutas, carburantes y automóviles

CADENA SER

El Índice de Precios de Consumo (IPC) subió un 0,5% en agosto en relación al mes anterior y situó su tasa interanual en el 3,3%, cuatro décimas por encima del mes anterior y su tasa más elevada desde octubre de 2012, según los datos publicados este martes por el Instituto Nacional de Estadística (INE), que confirma, en el caso de la tasa interanual, la cifra avanzada a finales del mes pasado por el organismo.

Con este repunte, con el que el IPC anual encadena su octava tasa positiva consecutiva, la inflación continúa en niveles desconocidos desde hace casi nueve años. A la evolución de los precios en agosto ha contribuido, principalmente, el encarecimiento de la electricidad, que está marcando precios récord en el mercado mayorista, así como de las frutas, de los automóviles y de los carburantes para el transporte personal.

En concreto, el grupo de vivienda elevó más de dos puntos su tasa interanual en agosto, hasta el 11,5%, por la subida del precio de la electricidad, mientras que el grupo de alimentos y bebidas no alcohólicas incrementó dos décimas su tasa, hasta el 1,9%, por el encarecimiento de las frutas.

Al mismo tiempo, el grupo de transporte incrementó su variación interanual tres décimas, hasta el 8,8%, debido al aumento de los precios de los automóviles y, en menor medida, de las gasolinas para el transporte personal, que subieron más en agosto de este año que en el mismo mes de 2020.

En tasa mensual (agosto sobre julio), el IPC subió un 0,5%, una décima por encima del dato avanzado por Estadística a finales del mes pasado. A este incremento contribuyó el encarecimiento de la electricidad, de las frutas, las legumbres, los aceites, los servicios de alojamiento, los paquetes turísticos, los carburantes y los automóviles.

La inflación subyacente (sin alimentos no elaborados ni productos energéticos) subió una décima en agosto, hasta el 0,7%, con lo que se situó más de 2,5 puntos por debajo del índice general. El INE destaca que esta diferencia entre ambas tasas es la más elevada desde el comienzo de la serie, en agosto de 1986.

En el octavo mes de 2021, el Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) elevó su tasa interanual cuatro décimas, hasta el 3,3%, mientras que repuntó un 0,4% en tasa mensual.