El concejal yeclano que denuncia las barreras arquitectónicas

Fuente: La Verdad
El momento vivido por el edil José Martínez en la recepción al Cabildo de Cofradías, en medio de la lluvia, refleja el lastre en barreras arquitectónicas

«Si la foto sirve para eliminar una barrera arquitectónica, me doy con un canto en los dientes». Es José Martínez, concejal del Partido Socialista en el Consistorio yeclano, quien protagoniza una fotografía que está siendo muy comentada en el municipio y que demuestra las barreras a las que se enfrentan las personas con problemas de movilidad. Ocurría el pasado domingo. La Corporación realizó entonces una recepción oficial al Cabildo de Cofradías Pasionarias. Como es habitual, se abría la puerta principal del Consistorio con el alcalde al frente. Detrás, los concejales y personas del Cabildo.

Todos resguardados de la constante lluvia que descargaba en ese momento y bien situados para hacerse la foto de familia. Todos menos uno. En un lado, con un paraguas en la mano para resguardarse de la lluvia y fuera del edificio, José Martínez. Con la silla de ruedas con la que se desplaza no tiene posibilidad de entrar por sus propios medios en el Ayuntamiento por esa puerta. Decide quedarse allí porque no hay otra opción, ni nadie se ofrece a ayudarle para acceder de alguna manera al interior.

«Reconozco que yo no pedí ayuda. También es cierto que nadie se ofreció a echarme una mano», explica Martínez, quien considera que «fue un hecho puntual», pero que demuestra las dificultades que tienen las personas con discapacidad para acceder a edificios como el Ayuntamiento y que la sociedad, en algunas ocasiones, no aprecia esas dificultades. «En ese momento vi que estaba lloviendo pero las personas discapacitadas también tenemos una dignidad y a mi me cuesta pedir ayuda», indicó.

El edil socialista agradece que el propio alcalde y el responsable municipal de protocolo «se hayan disculpado personalmente» después de lo ocurrido, pero considera que en el Consistorio todavía hay cosas que hacer para terminar con las barreras para este colectivo «y también para madres y padres que van con un carrito de bebé», expresó. El edil está sorprendido porque la historia está difundiéndose de forma muy veloz y está recibiendo muchas muestras de apoyo. «Lo agradezco y espero que esta foto sirva para algo».

Disculpas

Ante la evidencia de la fotografía solo se puede pedir disculpas y procurar que no se repita lo sucedido. Es lo que han hecho tanto el equipo de gobierno como los responsables municipales de protocolo. «La lluvia alteró las previsiones iniciales, resolviéndose la situación de forma inadecuada, pero de ninguna manera premeditada» aseguran desde el Consistorio donde también recalcan que el edil ha participado en la actividad municipal junto al resto de compañeros durante estos años sin que haya habido ningún tipo de discriminación.

El portavoz del Gobierno local, Juan Miguel Zornoza, explicó que «fue una situación que nadie percibió en ese momento. Si alguien se hubiera dado cuenta, se habría resuelto en ese instante», asegura el edil. Respecto a las barreras arquitectónicas que presenta el Ayuntamiento como queda demostrado en la fotografía, Zornoza considera que «la Casa Consistorial es un edificio muy antiguo y esa parte es la que más. La zona nueva está adaptada para estas personas».