El Comité de Bioética de España rechaza imponer la vacunación obligatoria para contener el coronavirus

Federico de Montalvo, presidente del Comité de Bioética de España: «La obligatoriedad de la vacunación puede producir el efecto contrario»

El presidente de este organismo, Federico de Montalvo, ha asegurado en la SER que cree que es una medida que podría aplicarse legalmente, pero piensa que no es un paso necesario ante Ómicron

El Comité de Bioética de España descarta que sea necesario imponer la vacunación obligatoria para contener el coronavirus. El presidente de este organismo, Federico de Montalvo, ha asegurado en la SER que cree que es una medida que podría aplicarse legalmente, pero piensa que no es un paso necesario para hacer frente a la nueva variante.

«El Comité de Ética preparó hace cinco años, antes de la pandemia, un informe sobre esta cuestión de la obligatoriedad porque el debate es antiguo. Ahí dijimos que ética y legalmente es posible en un contexto de pandemia y de epidemia. Pero una cosa es que algo sea posible y otra es que sea necesario y conveniente. La vacuna podría ser obligatoria desde un punto de vista legal y ético, aunque sobre eso también hay mucha discusión. En cambio, no creo que sea necesaria porque realmente la estrategia de vacunación en España ha funcionado en todas las comunidades autónomas. La población ha sido solidaria. Estamos en unas tasas muy altas que hay que seguir incrementando. E incluso, puede que no sea conveniente porque puede producir el efecto contrario».

¿Qué hacer con los no vacunados?

Alemania impondrá restricciones a escala nacional a los no inmunizados e implantará la vacunación obligatoria previsiblemente a partir del próximo febrero, según ha anunciado la canciller saliente Angela Merkel, tras su reunión con su previsible sucesor, Olaf Scholz, y los líderes regionales.

Entre las medidas adoptadas se incluye el cierre del ocio nocturno a partir de ciertos niveles de incidencia de contagios, así como restricciones a eventos públicos y contactos, especialmente entre los ciudadanos no vacunados, que sólo podrán de manera limitada con personas fuera de su núcleo familia.

En España, el Comité de Bioética defiende que estas medidas se pueden adoptar en caso de que sea necesario, pero que no son en este momento en España y que siempre lo primero es tratar de convencer e informar. «Hay mucho colectivos que se han dado cuenta de que las vacunas son la única solución a esta pandemia. Por lo tanto, tendría cuidado con este tipo de limitaciones», ha dicho el presidente de este organismo.

«La persona no vacunada no tiene derecho a ser tratada igual»

«Es verdad que las personas no vacunadas, y eso lo hemos dicho en el seno de la Estrategia de vacunación, no tienen derecho a ser tratadas igual que las personas vacunadas. Nosotros en la Estrategia decimos que la vacunación no es voluntaria sino que es no obligatoria. Lo cual significa que aunque legalmente el hecho de no vacunarse no tenga consecuencias legales, no es considerado igual éticamente que el hecho de vacunarse. Por tanto, no tiene la persona vacunada derecho a ser tratada igual. Cabría en este escenario si fuera necesario confinamiento solo para los no vacunados. Pero, siempre con prudencia y teniendo en cuenta que la vacunación en España ha tenido un gran éxito en comparación con nuestro entorno», ha expresado.

Federico de Montalvo mantiene que traer medidas de nuestro entorno cuando tenemos un contexto diferente no es conveniente.

Piden que evitemos aglomeraciones, pero no hay medidas para que no se produzcan | La firma de Àngels Barceló / CADENA SER