Educación ordena a los colegios murcianos un «pin parental descafeinado» para evitar al Ministerio

La Consejería de Educación envía a los centros una orden por la que «tendrán la obligación de informar a los padres de las actividad complementarias siete días antes de que se lleven a cabo y contando con la presencia en el aula de al menos un profesor»

CADENA SER

No habrá Pin parental, pero sí «algo parecido», denuncian los sindicatos. A lo largo del día de hoy la Consejería de Educación de Murcia está comunicando a los directores de centros que «tendrán la obligación de informar a los padres de las actividad complementarias siete días antes de que se lleven a cabo y contando con la presencia en el aula de al menos un profesor».  

Esta indicación está incluida en las llamadas instrucciones de inicio de curso 2021/2022. No es exactamente el ya famoso pin parental, por medio del cual el gobierno de Murcia obligaba a los centros a que los padres autorizaran por escrito a sus hijos a participar en las actividades pero «se parece», dicen fuentes de la consejería. «Lo que se ha querido hacer», dicen las mismas fuentes, «es evitar que el Ministerio de Educación -como ya hizo- lleve la situación de nuevo a los tribunales».

Según estas instrucciones, la Educación obligará a los centros educativos a que informen de forma sobre quién dará la charla, qué materiales se van emplear, qué contenido se impartirán, la duración y un corto etcétera «de todas las actividad complementarias que se vayan a impartir por personas ajenas al centro y a su claustro».

Por tanto, no pedirá autorización a los padres para que sus hijos vayan a no a estas actividades pero, dicen los sindicatos que, «al ser informados siete días antes se permitirá que los padres puedan decidir si su hijo iba o no a clase el día de la actividad programada.

La Consejería sin embargo, dice que lo hace «en aras de la transparencia de la administración educativa y el fomento de la implicación de las familias en la formación de sus hijos».