Detenidos en Jumilla dos menores por distribuir pornografía infantil

Las pesquisan llevan a los investigadores hasta dos direcciones IP de la comarca del Altiplano y los adolescentes permanecen bajo la tutela de sus padres hasta que la Fiscalía los requiera

LA OPINIÓN

Dos adolescentes, cuyas identidades y edades no han sido facilitadas, han sido detenidos en Jumilla por, presuntamente, difundir pornografía infantil por Internet, informan fuentes cercanas a la investigación.

Se les acusa de haber distribuido, presuntamente material, pornográfico infantil a través de varias redes sociales.

La Policía Judicial de la Benemérita llevaba tiempo con esta investigación, además de que, de forma constante, se hace un rastreo en redes, a fin de localizar y frenar este tipo de conductas.

En ocasiones, explican fuentes de la investigación, es la propia red social la la que pone en conocimiento de las autoridades que varios de los usuarios de su aplicación han compartido material audiovisual de explotación sexual infantil.

Se puso entonces en marcha la operación en concreto, que llevó a los expertos del Instituto Armado a una localidad del Altiplano de la Región.

Uno de los sospechosos es de nacionalidad española y el otro de origen magrebí. Ambos presuntamente difundían las imágenes a través de sus respectivos ordenadores, sin que haya indicio alguno de que sus padres tuviesen conocimiento de estos delitos.

La Guardia Civil arrestó a los sospechosos e inmediatamente, tras instruir las diligencias, puso el caso en conocimiento de la Fiscalía de Menores, con el fin de ver si se solicitaba algún tipo de medida cautelar. En este caso, dado que no se aprecia que puedan destruir pruebas o exista un riesgo de fuga, se remitieron las citadas diligencias a la Fiscalía, se elaboró un expediente y los menores, que están con sus padres, serán llamados a declarar más tarde.

Recientemente, dos menores eran detenidos en Murcia por viralizar la violación de un bebé. Entonces, los agentes constataron que intercambiaban este tipo de material ilegal por simple diversión, sin ser conscientes de la extrema gravedad que suponía su tenencia y distribución.