Detenido tras una persecución en la que llegó a circular a 180 km/h en la ciudad de Murcia

La Policía Nacional ha detenido en Murcia a un joven 27 años que huyó de una patrulla policial poniendo en peligro la vida de los agentes que le perseguían además de la de los peatones y conductores que se encontraba a su paso.

Una patrulla de la Policía Nacional dio el alto a un turismo que circulaba por la ciudad. El conductor, lejos de obedecer las instrucciones de los agentes aceleró su marcha. Fue en ese momento cuando comenzó una persecución policial por las calles de la ciudad de Murcia en la que el detenido llegó a superar en varias ocasiones los 180 km/h y durante la que se saltó varios semáforos en fase roja.

No solo hizo caso omiso a las señales de circulación y triplicó con creces la velocidad permitida, sino que también puso en grave peligro a los transeúntes y conductores con los que se encontraba a su paso, teniendo incluso que llegar a realizar varias maniobras evasivas para evitar llevar a cabo algún atropello.

Se encontró el vehículo aparcado y se localizó y detuvo al conductor y a una segunda persona

Tras la intervención policial todas las patrullas del Grupo de Atención al Ciudadano de la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana establecieron un dispositivo en el que se logró localizar el vehículo y seguir el rastro de su conductor hasta un hotel.

Con esta información en poder de la policía y la importante colaboración del personal del hotel se dio con la habitación en la que se escondía. Cuando los agentes tocaron a la puerta salió en un primero momento una mujer en un estado muy nervioso y que comenzó a increpar a los agentes hasta el punto de intentar agredirlos, viéndose obligados a practicar su detención.

En ese mismo instante salió de la habitación la persona que estaban buscando, quien fue inmediatamente detenido como presunto autor de un delito contra la seguridad vial.