Cs gobernará en 11 pedanías y el PSOE en 9 tras quitar a PP y Vox las alcaldías

PSOE y Ciudadanos comienzan a registrar las mociones de censura en una veintena de pedanías de Murcia gobernadas por PP y Vox

REDACCIÓN | AGENCIAS. Murcia / ORM

PSOE y Ciudadanos han comenzado ya a registrar las mociones de censura en una veintena de pedanías de Murcia actualmente gobernadas por PP y Vox, de las que nueve pasarán a estar gobernadas por los socialistas y las otras once, por los naranjas.

Así lo han anunciado en rueda de prensa este miércoles el alcalde, José Antonio Serrano (PSOE), y el vicealcalde, Mario Gómez (Cs), que han insistido que este proceso de cambio político es “lógico”, “natural” y “normal” tras la moción de censura del pasado mes de marzo que desalojó al PP de la alcaldía de la ciudad.

En concreto, el cambio de gobierno afectará a las localidades de Sangonera la Verde, Aljucer, Santo Ángel, La Alberca, Barrio del Carmen, San Pío X, Espinardo, Guadalupe, El Palmar, Churra, Cabezo de Torres, Los Doleres, El Esparragal, Puente Tocinos, La Albatalía, Barrio del Progreso, Patiño, Los Garres, San Ginés y San José de la Vega.

Gómez ha detallado que en algunas de ellas se mantendrá el alcalde pedáneo de Cs, pero cambiando de aliado político, mientras que en otras los dirigentes naranjas darán paso a sus socios del PSOE. En esos casos, el cambio de competencias no supondrá problema alguno, los presidentes actuales de las juntas presentarán su renuncia y se convocará un pleno extraordinario para votar al nuevo pedáneo.

En el caso de las juntas gobernadas por el PP o por Vox, los dirigentes actuales tendrán un plazo de 15 días para convocar ese pleno extraordinario y, si no lo hacen, lo convocará de oficio el secretario del pleno, por lo que el trámite se podría alargar un mes. Es previsible que todas las juntas tengan ya su nuevo alcalde en el mes de noviembre, si bien ni Serrano ni Gómez han detallado el reparto de alcaldías que han acordado.

Además, han lamentado la postura crítica del PP con respecto a estos cambios, que Serrano ha definido como “de democracia pura”, ya que son “el resultado de un pacto de gobierno de dos fuerzas políticas que tienen un proyecto de municipio que no se puede acometer sin la implicación de las juntas municipales”. “Lo lógico es que haya estos cambios para que haya uniformidad en la gestión”, ha insistido.

Por su parte, Gómez ha recordado que en 2019, cuando su partido llegó a un acuerdo de gobierno con el PP, fue ese partido el que exigió que el acuerdo se trasladase también a las juntas municipales en aras de la estabilidad y gobernabilidad del municipio, y es lo mismo que ahora se está llevando a cabo. “Si es normal que dos socios lleguen a un acuerdo para gobernar el ayuntamiento cumpliendo la ley, también lo es ponerse de acuerdo para gestionar las juntas”, ha insistido, tras exigir “coherencia” y “responsabilidad” a la oposición.

Además, ambos han insistido en la idea de que, con los cambios en las juntas municipales, se promoverá además el trabajo transparente y dentro de la legalidad en lo referido a los contratos.

Gómez ha asegurado que su partido no tuvo la oportunidad “de ajustar la contratación a la legislación vigente” cuando pactó con el PP y ha denunciado que los contratos de mantenimiento de las pedanías no estén centralizados y se hagan a través de contratos menores “a dedo” beneficiando siempre a las mismas empresas.

Por eso, la intención del Gobierno local actual es el de sacar a licitación contratos genéricos de reparación y mantenimiento divididos en ocho lotes, además de un servicio general y otro para el centro de la ciudad, de manera que se logre una baja en los precios y se agilice el trámite a la hora de hacer reparaciones, evitando a los pedáneos tener que buscar empresas y presupuestos cada vez que hay un contratiempo.

Respecto a los presupuestos municipales de este 2021, han asegurado que ya se están tramitando y se llevarán a pleno a mediados de octubre, si bien el objetivo es tener listos los de 2022 antes de que termine el año.