Cataluña no renovará el concierto a los colegios que separan por sexo La decisión afecta a once centros educativos y 4.100 alumnos

La Generalitat de Cataluña no renovará el concierto a los once centros educativos que separan a niños y niñas en la comunidad a partir del curso que viene. El Conseller de Educación, Josep González Cambray, ha anunciado que no se mantendrán la financiación con dinero público a las etapas de segundo ciclo de Infantil, ESO, Bachillerato y FP que se tendrían que renovar en 2022. Todos los centros están vinculados al Opus Dei. La medida afecta a 4101 alumnos de ESO y Bachillerato. La intención del Gobierno catalán es no renovar tampoco los conciertos en Primaria cuando acaben en el curso 2026-27. Los centros son:

Colegio Canigó (Barcelona)

Colegio Bell-lloc (Girona)

Institución Les Alzines (Girona)

Colegio Pineda (L’Hospitalet de Llobregat)

Colegio Xaloc (L’Hospitalet de Llobregat)

Institució Lleida (Lleida y Alpicat)

Escola Campjoliu (L’Arboç)

Institución Tarragona (Reus)

Institución  La Vall (Bellaterra)

Institución La Farga (Sant Cugat del Vallès)

Viaró Global School (Sant Cugat del Vallès)

«En pleno siglo XXI no puede haber ninguna escuela que, con financiación pública, continúe separando a niños y niñas en las aulas», ha dicho el conseller, quien también ha advertido que la segregación por sexo en centros escolares «aumenta los estereotipos y legitima el sexismo». La renovación supondrá dejar de gastar en estos conciertos 15 millones de euros.

El Gobierno catalán, formado por la coalición entre ERC y Junts per Catalunya, ya intentó retirar la financiación pública a estos colegios hace un año, pero tuvo que dar marcha atrás obligado por el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña que estimó las medidas cautelares del recurso interpuesto por las escuelas. En un auto de noviembre de 2020 el tribunal tuvo en cuenta el impacto económico en los centros y el interés de las familias. Además en 2018 el Tribunal Constitucional avaló  la financiación pública de estos colegios que separan a niños y niñas en su sentencia sobre el recurso del PSOE contra la Ley Wert. Por ocho votos a cuatro consideró que ese modelo educativo no causa discriminación y debe poder optar a los fondos públicos.

El conseller cree que ahora cuentan con mayor respaldo jurídico gracias a la nueva ley educativa , la Lomloe, aprobada por el Congreso a finales del año pasado y en vigor desde el mes de enero. «La novedad de la LOMLOE modifica el contexto en materia de conciertos educativos (…). Cada vez tenemos más cobertura jurídica que ampara esta decisión», ha explicado González Cambray.

La LOMLOE pone coto a la financiación pública de los colegios que segregan por sexo a sus alumnos. La medida fue introducida en la tramitación de la ley en el Congreso a través de una enmienda pactada por PSOE, Unidas Podemos y ERC. En la disposición adicional vigesimoquinta, relativa al «Fomento de la igualdad efectiva entre hombres y mujeres», se establece que «con el fin de favorecer la igualdad de derechos y oportunidades y fomentar la igualdad efectiva entre hombres y mujeres, los centros sostenidos parcial o totalmente con fondos públicos desarrollarán el principio de coeducación en todas las etapas educativas, de conformidad con lo dispuesto por la Ley Orgánica 3/2007, de 22 de marzo, para la igualdad efectiva de mujeres y hombres, y no separarán al alumnado por su género«.

«Si quieren volver a llevarlo a los tribunales, ya estamos acostumbrados a que lo judicialicen», ha dicho el Conseller de Educación, » pero estamos convencidos de que no hay otro argumento jurídico para que nos vuelvan a imponer otra medida cautelar».

Cataluña es la segunda comunidad que revisa las condiciones de los conciertos a los colegios que segregan por sexo. Navarra ya lo hizo a principios de este curso con los cuatro centros que hay en la comunidad.