BULLAS/ Mofer Solar finaliza en Aragón una planta fotovoltaica de 50 MW para una multinacional eléctrica

Fuente: FREMM

La empresa de Bullas afronta compromisos en Francia hasta 2031, por una potencia de 1.000 MW, y en España, de 300 MW en este año

Mofer Solar SL ha finalizado en Zaragoza la instalación de la planta fotovoltaica «Aliaga 3», con 50 megavatios de potencia. La electricidad generada será volcada directamente a la red de una compañía multinacional española operadora del sistema eléctrico, dentro de su plan hacia su transición verde.

La instalación se encuentra en San Mateo de Gallego y está basada en un sistema de estructura americana, que es innovador dentro del mercado y consiste en la fijación de los módulos con remaches, sin utilizar tornillos tradicionales, además de ser más eficiente en costes, según sostiene Alfonso Moya Fernández, socio gerente de Mofer Solar.

«Aliaga 3» está impulsada por la empresa aragonesa Forestalia, que tiene en cartera la construcción de diversos proyectos renovables en los próximos años para la producción de casi 2 Gigavatios (2.000 MW). Esta es la primera planta fotovoltaica impulsada por la firma, ya que hasta ahora estaba centrada en la energía eólica. El contacto con la empresa de Bullas tuvo lugar tras conocer sus trabajos realizados en Reino Unido.

Forestalia y Mofer Solar continuarán su colaboración en nuevos proyectos por diferentes comunidades autónomas de España.

«El mercado de las fotovoltaicas vive un momento de expansión, propiciado por el compromiso de gobiernos y empresas en combatir el cambio climático, apostando por la energía verde. De hecho, el 74% de la generación eléctrica española en 2030 deberá ser de origen renovable, en donde la energía solar destaca por ser ahora la más competitiva en costes de inversión y rendimiento», sostiene Moya.

La empresa murciana afronta en la actualidad la construcción de un grupo de plantas fotovoltaicas para una comercializadora de energía eléctrica francesa, por una potencia de 1.000 MW. La operación se ejecutará en un plazo de 10 años. A ello, se suma otros acuerdos de construcción que tiene por España para este año, que representan 300 MW.

Mofer Solar (2006) está especializada en el montaje de estructuras y módulos para todo tipo de proyectos, sean para estructura fija o seguidores solares. Fue una empresa pionera en su sector y en la actualidad está entre las diez primeras en el mercado español., por su capacidad, experiencia y recursos.

La empresa es una filial de Automatismos Mofer SL (2005), orientada a la producción y fabricación de puertas y tomos para el control de accesos, así como a maquinaria y equipos para el sector de la industria del envasado.

La facturación de la empresa instaladora en 2020 fue de 3,5 millones de euros. Cuenta con 275 trabajadores, con diferente cualificación profesional, desde oficio hasta ingenieros, con la peculiaridad de estar especializados a operar en todo tipo de estructura y en las condiciones climatológicas más extremas, como es en los desiertos de Chile y Bolivia o en Reino Unido.

Su sede se encuentra en Bullas y dispone de oficinas en Santiago de Chile, Uyuni (Bolivia) y San Martín (Argentina), además de misión comercial en Cambridge (UK). Sus instalaciones de plantas fotovoltaicas están por España, Reino Unido, Francia y, en especial, Latinoamérica, donde junto a los países ya mencionados, viene trabajando también en Perú, México, Honduras y Jamaica, entre otros países. En total, 78 proyectos ejecutados en la última década con una potencia en conjunto de unos 1.500 MW.

Entre sus hitos está haber montado en Reino Unido 80 MW en 2015, casi el doble de la potencia total que se instaló en España en ese año. También en llevar la luz eléctrica a zonas rurales de Bolivia, donde pasaron de alumbrarse y calentarse con fuego de leña en el Siglo XXI, a tener electricidad, producida con placas solares.

La empresa fue de las primeras del país en incorporar a montadoras de estructuras y paneles en su equipo. Este año tiene previsto la creación de 100 empleos nuevos y su compromiso es cerrar el año habiendo fomentado la cultura corporativa paritaria. Por otro lado, destaca, asimismo, que en su equipo humano se cuente con tres generaciones de trabajadores de una misma familia.