Aumenta la tensión en Europa ante las medidas sanitarias para frenar el avance de la COVID

Este fin de semana se han registrado protestas en diversos puntos de la geografía europea, incluida España, Austria, Alemania, Países Bajos o Bélgica

cadena ser

En los últimos días, muchos países europeos han endurecido las restricciones para hacer frente al incremento de casos de coronavirus. Estas medidas han sido motivo de descontento en algunas ciudades europeas, cuyos ciudadanos han salido a las calles para posicionarse en contra de las normas aprobadas por sus respectivos gobiernos. España no escapa de estas manifestaciones, puesto que ayer mismo, en Barcelona, centenares de personas protestaron contra el ‘pasaporte COVID’ en con consignas tipo «no es un pandemia, es una dictadura». Estas movilizaciones llegan después de que la presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von Der Leyen, pidiera «abrir el debate» sobre la obligatoriedad de la vacuna en la Unión Europea.

En Bruselas, más de 8.000 personas congregadas

Ha sido precisamente en la capital europea, en Bruselas, donde ha tenido lugar, hoy mismo, la última manifestación de este tipo. Unas 8.000 personas han recorrido sus calles en protesta contra la posible obligatoriedad de la vacuna mientras el país afronta tasas récord de incidencia acumulada desde el comienzo de la pandemia, con 2.127 casos por 100.000 habitantes a catorce días.

Los participantes en la marcha consideran el certificado digital COVID, necesario en Bélgica para acceder a bares, restaurantes y algunos eventos de ocio, “contrario a los derechos fundamentales y discriminatorio” y afirman que “el virus no está bajo control, pero la población sí”.

De igual modo, algunos señalaron no estar en contra de las vacunas sino de la posible obligatoriedad de recibirla, un debate sobre el que todavía no se ha tomado ninguna decisión en Bélgica más allá de para el personal sanitario a partir de enero de 2022.

Viena afronta protestas por tercer fin de semana consecutivo

Las calles de Viena también han sido escenario de protestas durante este fin de semana. Ayer sábado, más de 40.000 manifestantes participaron en varias protestas en la capital austríaca, por tercer fin de semana consecutivo. El Ejecutivo anunció hace dos semanas un confinamiento total y la obligatoriedad de que toda la población se vacune a partir del 1 de febrero. De no hacerlo, serán multados con hasta 7.200 euros. El gobierno justificó estas medidas con la cuarta ola del virus y con la baja tasa de vacunación del país, que no alcanza el 70%.

Protestas en Viena.
Protestas en Viena. / Getty

Países Bajos contra el aislamiento de los no vacunados

También en Utrech, en Países Bajos, miles de personas se organizaron de forma pacífica para protestar contra las medidas aprobadas por su Ejecutivo: el cierre de bares, restaurantes y supermercados a las 20:00 horas, y el de comercios no esenciales a las 18:00. Solo se permite el acceso a eventos y festivales a personas vacunadas y, de igual modo, el pase sanitario se exige para acceder a tiendas y servicios y se abre la puerta a que las empresas lo pidan para acudir a los puestos de trabajo. No es la primera manifestación que se lleva a cabo en el país, ya hace algunas semanas, cuando se aprobaron estas medidas, se registraron incidentes en varias ciudades como la propia capital, Ámsterdam y Leeuwarden.

Protestas en Berlín acaban con periodistas heridos

La jornada del sábado también contó con una protesta no autorizada en Berlín, que se saldó con cinco fotoperiodistas heridos de forma leve. Diversos grupos de detractores de las medidas anti-COVID convocaron una manifestación a escala federal bajo el lema ‘No a la vacunación obligatoria’. Aunque de facto no lo es -por el momento porque el gobierno tiene un plan en marcha para que sea obligatoria en febrero-, lo cierto es que los no vacunados solamente pueden acceder a supermercados, droguerías y librerías. No pueden acceder a cines, teatros o restaurantes, ni reunirse con más de dos personas de otro grupo burbuja. Alemania en los últimos días ha notificado más de 70.000 contagios en un solo día.

Protestas en Berlín.
Protestas en Berlín. / Getty