Archena, con un proyecto ambicioso

El equipo del Valle de Ricote ha confeccionado una plantilla compensada donde destaca la presencia del jugador más alto de la categoría, el pívot de 2,18 metros Key Sullivan

Vuelve Archena a la Liga EBA. Tras el paso atrás que dio la pasada temporada no compitiendo por la pandemia, ahora regresa y lo hace con su segunda presencia en la competición tras su paso efímero temporadas atrás. El pabellón Joaquín López Fontes, que toma nombre del desaparecido presidente de los años históricos bajo la denominación de CB Archena, antecesor del actual UBA, que vivió casi tres décadas de baloncesto de gran esplendor entre EBA y LEB Bronce. Una localidad donde se respira baloncesto por los cuatro costados, que se consagró a lo largo de los tiempos como una de las mejores sino mejor afición baloncestística de la Región, numerosa y ruidosa.

En el apartado deportivo regresa a casa el hijo pródigo, Antonio Verdú, tras su impecable trabajo como ayudante en el Real Murcia, donde rozó el ascenso a la ACB, con una base de jugadores de la localidad y la Región nutriéndose para completar el plantel con diversos jugadores del panorama internacional con pasaporte español como los casos de los pívots, Key Sullivan uno de los jugadores más altos de la categoría (2,18) que procede de Irlanda, o el extraordinario Julio Miglionico, de Uruguay, junto al alero andorrano Hugo Bartolome.

El objetivo del proyecto es asentarse en la categoría, donde el basket archenero vuelve donde siempre jugó por tradición y por donde pasaron históricos jugadores como entrenadores. La comunión equipo-afición ya va de la mano.