Admite que cosió a puñaladas a su mujer en Archena y culpa al alcohol: «No recuerdo nada»

Charles P. S., este jueves en el banquillo de la Audiencia Provincial de Murcia. JUAN CARLOS CAVAL

Charles P. S., que atacó a su pareja ante sus tres hijos pequeños, dice a la jueza que prefiere cumplir en España los cuatro años y medio de cárcel que le caen de condena que regresar a Bolivia

La Audiencia Provincial de Murcia acogía este jueves el inicio de la vista oral contra Charles P. S., un vecino de 42 años que se sienta en el banquillo por coser a puñaladas a su pareja en Archena en agosto de 2020, delante de sus tres hijos menores de edad. La mujer, afortunadamente, sobrevivió. Y el sujeto reconoció hoy lo que había hecho y eso le supuso una rebaja en la condena. Se le queda en cuatro años y seis meses de cárcel, de nueve que se le pedían en principio.

El individuo, que llegó esposado y escoltado por la Policía Nacional desde el penal, hizo una transferencia ayer, por un importe de 500 euros, como adelanto de la responsabilidad civil que ha de abonar a su víctima. Y, en su turno de declaración, fue diciendo ‘sí’ a cada punto que la fiscal desgranaba. A cuestiones de la juez, apuntó que ese día había bebido “mucho” alcohol: “no recuerdo nada”, soltó.

La Fiscalía pedía inicialmente para este hombre, de origen boliviano y residente en España desde hace más de una década, una pena de ocho años entre rejas por un delito de homicidio en grado de tentativa, y un año más por quebrantamiento de pena, ya que, apuntaba el Ministerio Público, había retomado la convivencia con la mujer antes de que expirase la orden de alejamiento que le había puesto un Juzgado de Molina de Segura (pero este segundo delito es eliminado de las conclusiones definitivas).

Se tiene en consideración su adicción al alcohol y se solicitan cuatro años y medio de cárcel. También se pide libertad vigilada (durante un lustro, una vez que cumpla la pena de prisión) y una orden de alejamiento de la víctima. No podrá acercarse a menos de 200 metros de ella durante seis años.

Se le condenó este mismo jueves, in voce, por un homicidio en grado de tentativa, con agravante de parentesco y la atenuante de consumo de bebidas alcohólicas.

Se le condena a pagar a su víctima 6.000 euros por daños morales y 36.800 euros más por las lesiones causadas. La sentencia es firme.

El relato de los hechos

En estío de 2020, el hombre atacó a su pareja en su vivienda de Archena delante de sus hijos de 11, 9 y 2 años. En concreto, agarró «un cuchillo de cocina de grandes dimensiones, escondiéndolo en la espalda, con ánimo de acabar con su vida, y viendo su intención la mujer llamó a la Policía, intentando al mismo tiempo repeler la agresión sin conseguirlo, ya que el acusado la golpeó tirándola en la cama, asestándole varias puñaladas en tórax, abdomen y muslo, en presencia de sus hijos menores«.

Los niños de 11 y 9 años «intentaron repeler la agresión hacia su madre a pesar de su corta edad, acudiendo los agentes de la Policía Local de manera inmediata al domicilio», prosigue el escrito. La víctima fue llevada de urgencia al hospital, donde se le extirpó el bazo y los médicos lograron salvar su vida.

La defensa del sujeto va a pedir que se sustituya la pena de privación de libertad a cambio de la expulsión de España. Y que no pueda volver durante una década.

La magistrada preguntó a Charles P. S. si quiere ser o no expulsado, y él contestó que no.