100.000 expediciones de autobús al año para descongestionar el área metropolitana

Catorce rutas componen el nuevo sistema de movilidad que une Murcia con Beniel, Alcantarilla, Alguazas, Santomera, Archena, Molina, Ceutí y Las Torres

EFE

Un total de catorce rutas componen el nuevo sistema de movilidad regional que dará servicio al área metropolitana de Murcia que arranca el 3 de diciembre, y que abarca los municipios de Alcantarilla, Alguazas, Beniel, Santomera, Molina de Segura, Ceutí, Lorquí, Las Torres de Cotillas, Archena y Murcia, informó ayer el consejero de Fomento e Infraestructuras, José Ramón Díez de Revenga.

Se trata de un total de 100.000 expediciones al año en el entorno de Murcia, según el consejero durante la presentación de las novedades de las tres concesiones de transporte interurbano del área metropolitana de Murcia, que contarán con 25 itinerarios, «que mejorarán sustancialmente los servicios regionales de autobuses porque se han adaptado a las necesidades actuales de los ciudadanos».

Estas tres concesiones se enmarcan en el Mapa de Movilidad Cotidiana, que es una de las medidas más importantes del ‘Plan Director de Transporte de la Región de Murcia’ que es «fruto del consenso y participación de los principales agentes y administraciones relacionados con el transporte público».

Díez de Revenga dijo que «desde el Ejecutivo regional queremos que este nuevo sistema contribuya a reducir las congestiones de tráfico y avanzar en una economía baja en carbono y ambientalmente más eficiente, dotándolo de accesibilidad universal».

En este sentido, el consejero aseguró que el objetivo es «crear un transporte público interurbano ecoeficaz, conectado y accesible, que sea más atractivo y que se convierta en una alternativa real al coche privado».

El titular de Fomento expuso algunas de las principales novedades de las tres nuevas concesiones que arrancan en diciembre. Con respecto a la primera, Alcantarilla-Murcia, destacó que habrá un servicio directo entre los dos municipios cada 15 minutos y que se realizará en la mitad de tiempo de viaje.

«Se pondrán en marcha tres nuevos autobuses directos entre Alcantarilla y el hospital de la Arrixaca; los campus universitarios; y el Polígono Industrial Oeste, respectivamente», anunció Díez de Revenga. Asimismo, Alcantarilla conectará de forma más directa con los municipios de Las Torres de Cotillas, Alguazas y Molina de Segura.

La concesión dos, Beniel-Murcia, contará con nuevas conexiones entre los municipios de Beniel y Santomera con el hospital Reina Sofía, y también dispondrán de un nuevo servicio con las universidades, las nuevas urbanizaciones (zona de Montepinar) y centros comerciales. El consejero indicó que Beniel, Santomera y varias de sus pedanías mejorarán su conexión con la capital de forma más directa y con más expediciones.

La concesión Molina de Segura-Murcia, la número tres, contará con un itinerario de nueva creación para unir Molina con Murcia de forma directa. Su recorrido será por la autovía y contará con paradas en los centros comerciales Thader y Nueva Condomina, terminando en el hospital de La Arrixaca.

«Contaremos con una conexión directa entre Las Torres de Cotillas y Murcia; ruta más ágil por la autovía y con las universidades tanto UMU como UCAM», explicó Díez de Revenga. Destaca la creación de una nueva línea que integra el servicio a tres de las urbanizaciones más importantes de Molina de Segura (La Alcayna, Altorreal y Montepríncipe), que conecta de forma directa las urbanizaciones con las universidades y con Murcia.

Más líneas para las pedanías

Además de las nuevas rutas anunciadas ayer por el Gobierno regional, hace unos días se anunció que el Ayuntamiento de Murcia gestionará a partir del 3 de diciembre todo el transporte público del municipio, incluidas las líneas de pedanías, que hasta ahora eran de titularidad regional, lo que supondrá un coste para la arcas municipales de 11 millones de euros al año, 8 millones más que hasta el momento.

Para ello, se pondrá en marcha un plan de transporte provisional que dará cobertura al servicio hasta que se lleve a cabo la reorganización definitiva del mismo, un proyecto en el que ya se está trabajando y verá la luz a finales de 2022.

Así, en la línea que une Murcia y San Ginés se suprimirá el tramo desde la plaza Circular a la Nueva Condomina, trayecto que coincide con el del tranvía, y se pasarán de las 15 expediciones diarias actuales a 41. En la línea Los Ramos-Murcia habrá 21 expediciones diarias frente a las 5 actuales, y 32 en la línea El Raal-Alquerías-Murcia por El Secano, que también tenía 5. Del mismo modo, se amplían las frecuencias de las líneas Javalí Viejo-Murcia, Sangonera-Murcia y La Albatalía-Murcia-La Arboleja, mientras que la que une Corvera con Murcia recorrerá también Valladolises.

Se recupera, asimismo, la línea directa que une el centro de la ciudad con el campus de Espinardo de la Universidad de Murcia por la autovía, con 18 autobuses de ida y 8 de vuelta. En total prestarán este servicio 190 conductores y 43 inspectores y administrativos con 77 vehículos y otros 10 de reserva.