«Y el Mar Menor se murió…»

Fuente: Democracia Plural

Democracia Plural: Ese podría ser el final de un cuento para mayores, pero «mayores malos»

Democracia Plural denuncia la triste y dramática situación a la que se ha llevado al Mar Menor. Llevamos demasiado tiempo ya, viendo como el Mar Menor cada vez se va degradando mas y mas. En los últimos tiempos hemos pasado de las aguas verdosas al episodio del pasado sábado con miles y miles de peces muertos por falta de oxígeno en el agua.

Cierto es que las consecuencias de la DANA que sufrimos el pasado mes de septiembre han sido desastrosas, cierto es que las catástrofes naturales casi siempre son imprevisibles, pero también es cierto que en este caso, el Mar Menor ya estaba delirando desde hace décadas y cada vez se hacía mas patente la dramática situación que venía sufriendo por los distintos vertidos y otras nefastas aportaciones.

También es cierto que si hubiese existido interés alguno en preservar y cuidar el Mar Menor, se hubiesen acometido las infraestructuras necesarias y mantenido las existentes, para paliar los efectos de una posible DANA.

Pero no, desde hace décadas y nos remontamos hasta los años noventa, cuando ya se hablaba de la contaminación del Mar Menor en la prensa, hemos podido observar como las distintas administraciones, Ayuntamientos costeros, Comunidad Autónoma y Confederación del Segura, no solo no han hecho nada por preservarlo, sino que han tolerado las actividades irregulares y/o ilícitas en lo que a vertidos se refiere, fundamentalmente. En fin, que han mirado para otro lado y han permitido todo tipo de barbaridades, han sido cómplices de tamaña atrocidad.

Ahora cuando el daño ya está hecho, cuando el Mar Menor ha entrado en la UCI, todos se llevan las manos a la cabeza y se exculpan.

Por fin la fiscalía empieza a actuar con contundencia y esperemos ver a los responsables principales señalados y condenados.

Pero, ¿por qué se permitió llegar a esta situación?, ¿Cuál ha sido el beneficio obtenido por ello y quienes los beneficiarios?. Porque está claro que aquí nada se hace gratis y mucho menos «por amor al arte».

Los problemas que afectan al Mar Menor son de distinta y variada índole, pero todos podrían haber tenido solución si como decía antes hubiese habido el más mínimo interés en evitarlos, además de prevenirlos.

-Una construcción desmesurada, sin planificación, que ha masificado el turismo puntualmente en distintas zonas del litoral, con las problemáticas que conlleva. Sin previsiones para evitar los vertidos urbanos al Mar Menor (inclusive durante la limpieza de los restos de la DANA, acababan los residuos de la limpieza en el mar). Sin previsiones que eviten los posibles daños por catástrofes naturales en las viviendas. Llevamos demasiadas veces ya, viendo como las lluvias torrenciales inundan y destrozan centenares de viviendas causando daños irreparables para sus propietarios.

-Carencia de unas infraestructuras que recojan todos los residuos urbanos evitando su llegada al mar.

-Necesidad de una red de contención eficaz y debidamente mantenida que evite o palie en la mayor medida posible las avenidas por grandes lluvias o catástrofes naturales.

-Corrección de las injustificadas deficiencias en la red de depuración de aguas para evitar que se produzcan desbordamientos por lluvias y acaben a través de ramblas o canales en el mar.

-Erradicación inmediata y definitiva de las aportaciones de aguas procedentes de regadíos contaminadas por nitratos y salobres de la desalación, en su gran mayoría ilegal. Acometida inmediata de las obras e infraestructuras necesarias para tal fin.

Cuando tenemos todos estos elementos y los responsables de las administraciones no solo han venido mirando para otro lado, sino que han permitido que se prolonguen en el tiempo, al final, el cuento no tiene mas remedio que acabar diciendo….-¡ y el Mar Menor se murió!-

Y el Mar Menor se murió... - 1, Foto 1