Un juzgado investiga una posible imprudencia en Vandellos II

Una entidad ecologísta denunció el año pasado ante la Fiscalía que la central operó a plena potencia pese a las incidencias y averías

El Juzgado de Instrucción número 2 de Reus investiga una posible imprudencia cometida en la central nuclear Vandellos II durante el año pasado cuando durante 17 días presuntamente no paró la actividad pese a sufrir incidentes y averías. En concreto, las diligencias penales a partir de un escrito de la Fiscalía de Medio Ambiente de Tarragona que recibió una denuncia de la entidad Sociedad Humana por “negligencia e imprudencia grave”, lo que podría suponer un delito ecológico. Por el momento, el juzgado ha tomado declaración a una perito nuclear, aunque se han pedido más diligencias

La denuncia de Sociedad Humana, representada por el letrado Óscar Cabrero de RV20 Advocats, ante la Fiscalía indicaba que, supuestamente, la planta, a pesar de la existencia de dos fugas en la barrera de presión, siguió operando a plena potencia «de forma ilegal e insegura» durante al menos dos semanas. Aseguran que desde el 13 de febrero de 2018 la central ha sufrido una decena de incidentes comunicadas por el Consejo de Seguridad Nuclear, tal y como alertaron entidades ecologistas que la han obligado a parar en cuatro ocasiones, sin considerar la parada por recarga que fue mucho más prolongada de lo habitual.

Además, indicaron que pudo cometerse esta imprudencia grave ante esta fuga de la barrera de presión sin que el operador llevara la central a parada, tal y como indica la normativa técnica. Por eso reclamaron a la Fiscalía que investigase ante las dificultades de obtener información que debe dar “la empresa gestora de la explotación nuclear, así como por la altísima especialización necesaria para entender y exponer tanto los hechos como los procedimientos y consecuencias de su inaplicación».

En un comunicado, Greenpeace y Ecologistas en Acción han pedido este miércoles la restitución de los reglamentos y los protocolos de seguridad nuclear ante la situación actual de la central nuclear de Vandellos II, en Tarragona. Además indicaron que ha sufrido un nuevo incidente y se encuentra en modo de espera caliente y recordaron que es la segunda vez en diez días que ocurre algo similar, ya que el pasado 6 de abril el reactor fue llevado a parada fría por problemas en la barrera de presión. Las entidades ecologistas añadieron que la central se encuentra actualmente en trámite de solicitar una ampliación de licencia con la que superaría su vida de diseño.

Las entidades ecologistas informaron que en la declaración pericial se expuso ante el juzgado que hubo una supuesta falta de diligencia necesaria en los 17 días en los que la planta estuvo operando sin atender a lo establecido en sus especificaciones técnicas de funcionamiento así como la no exigencia por parte del regulador al titular de una investigación inmediata de lo que estaba ocurriendo y la consiguiente parada que debía haberse producido a continuación.

También detallan que Vandellós II entró en funcionamiento en agosto de 1987 y su actual licencia caduca el 26 de julio de 2020. El reciente acuerdo de las compañías operadoras, Endesa (72%) e Iberdrola (28%), para solicitar la renovación por un plazo de 10 años, hasta julio de 2030, implica que la central sobrepasaría los 40 años de vida útil. Greenpeace y Ecologistas en Acción recuerdan que los problemas derivados del paso de los años en las centrales nucleares son muchos, entre ellos el envejecimiento físico de los sistemas, de las estructuras y de los componentes que van en paralelo al envejecimiento tecnológico y conceptual, ya que los reactores existentes solo permiten una implementación limitada de las nuevas tecnologías y los conceptos de seguridad.

Además, las organizaciones ecologistas reclaman la restitución de los reglamentos y los protocolos de seguridad, tales como el Reglamento de Instalaciones Nucleares y Radiactivas (RINR) y Reglamento sobre seguridad nuclear en las instalaciones nucleares, que han sido modificados en estos últimos años.