Un ex alto cargo de Gallardón ocultó en las islas Bahamas 1,4 millones

El ex alto cargo de la Comunidad y el Ayuntamiento de Madrid Fernando Autrán, que ostentó diversas responsabilidades en los equipos de Gobierno de Alberto Ruiz-Gallardón, ocultó en las islas Bahamas, consideradas como un paraíso fiscal a todos los efectos, al menos 1,4 millones de euros, según ha descubierto la Guardia Civil en un informe al que ha tenido acceso EL MUNDO. De esos fondos, la Policía Judicial certifica que en estos momentos 1,1 millones se encuentran en una cuenta en Mónaco.

Autrán, según las comisiones rogatorias ordenadas por el juez de la Audiencia NacionalManuel García Castellón, posee al menos la referida cifra en una cuenta del EFG Bank de Mónaco, a la cual fueron transferidos 826.000 euros desde una cuenta radicada en el mismo banco en Bahamas a través de una transferencia ordenada personalmente por él. De manera paralela, desvió 575.000 euros desde el Caribe a una cuenta de su propiedad en Portugal.

Ex consejero del Canal de Isabel II en los tiempos de la compra de la sociedad Inassa (2001), investigada en estos momentos en el marco del denominado caso Lezo, Autrán tiene la condición de investigado en esta causa. Al igual que otros imputados se le inquiere por la presunta compra de la empresa con la que el Canal de Isabel II comenzó a expandirse en Latinoamérica.

Los investigadores intentan ahora determinar si el dinero que escondía en el extranjero procede de la compra de Inassa, en la que la Fiscalía advierte un sobreprecio, o si por el contrario está relacionada con otras operaciones en las que intervino como cargo público. Y es que las operaciones detectadas distan mucho en el tiempo de la expansión en Latinoamérica de la empresa de aguas madrileña.

Cabe recordar que el Gobierno regional de Ruiz-Gallardón acordó la compra de Inassa en 2001 por 83 millones de euros, cuando según los investigadores el precio real era mucho menor. De ahí que intenten determinar si la diferencia pudo repartirse entre los políticos y empresarios que perfilaron y ejecutaron el negocio en forma de comisión.

Sin embargo, en estos momentos no existe ninguna prueba de que así fuera y en el caso de Ruiz-Gallardón y de sus subordinados más importantes no existe un sólo indicio en ese sentido. Asimismo, la propia empresa de aguas madrileña cuenta con numerosos peritajes elaborados durante los últimos años que avalan el precio de compra de la sociedad.

Ahora, en un informe policial sobre las comisiones rogatorias solicitadas por el juez García-Castellón que heredó la instrucción de Eloy Velasco en Instrucción 5 de la Audiencia Nacional, emerge el dinero acumulado en el extranjero por Autrán, que fue consejero del Canal de julio de 2001 a septiembre de 2003.

Posteriormente fue consejero de varias empresas públicas –GedesmaEMT y Madrid Calle 30, gestora de la obra de la M-30, entre otras-. Tras esto, fue coordinador de Movilidad del Ayuntamiento de Madrid, y coordinador general de Circulación, hasta su destitución en 2011.

Según la información recogida en el informe policial, al que ha tenido acceso este periódico, Autrán abrió una cuenta en el EFG Bank de Mónaco en noviembre de 2013 para, a renglón seguido, transferir 826.000 euros desde una sucursal de la misma entidad pero radicada en Bahamas. «Resulta relevante que esta transferencia se produzca sólo dos años después de que ocupara su último cargo público», subrayan en el informe los agentes, que incluso apuntan un dato más: desde el mismo banco en su sede de Bahamas se trasvaron entre 2014 y 2018 unos 575.000 euros en dirección a una cuenta de Autrán en el Banco Espírito Santo de Portugal.

Este periódico se ha puesto en contacto con Autrán para recabar su versión acerca del hallazgo del dinero en sus cuentas en el extranjero por parte de la Guardia Civil, y el ex político niega tajantemente poseer dinero en el extranjero.

Las comisiones rogatorias para lograr información sobre el patrimonio en el extranjero de Autrán fueron enviadas por el juez a Bahamas, Portugal y Mónaco, y la Guardia Civil pide ahora que se remitan renovados oficios por parte del magistrado para profundizar en el patrimonio del ex alto cargo de Ruiz-Gallardón.

La investigación en relación con Inassa se inició después de que los investigadores intervinieran el teléfono a Edmundo Rodríguez Sobrino, presidente años después de Inassa, que aseguró en uno de los pinchazos registrados por la Guardia Civil que en la operación se produjo un «robo» de 25 millones.

Este testimonio sirvió para iniciar las pesquisas sobre esta operación, que afrontan ahora su recta final, y en la que todos los intervinientes han defendido su legalidad.

Deja un comentario

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.