Rajoy, muy enfadado con Cospedal: nunca le informó de sus encuentros secretos con Villarejo

El ex presidente del PP dice a su entorno que nunca habría autorizado investigar a Javier Arenas, una persona de su confianza, y que desconocía que Alfredo Pérez Rubalcaba tenía un hermano llamado Alejandro.

.
ariano Rajoy ha asegurado en su círculo de máxima confianza que nunca fue informado por María Dolores de Cospedal de que hubiera encargado “trabajos puntuales” al comisario ya retirado José Manuel Villarejo, en prisión preventiva desde hace un año como presunto cerebro del caso Tándem, en relación con Gürtel. El ex presidente del Gobierno y del PP ha reconocido en privado su malestar con su antigua número dos en el partido.Rajoy reacciona así a la grabación difundida este martes por el portal moncloa.com en la que el empresario Ignacio López del Hierro, marido de Cospedal y presente en la reunión secreta mantenida en la sede nacional del partido, comenta telefónicamente al entonces policía que el “jefe” de su mujer estaba “de acuerdo” en que se llevara a cabo la “línea de actuación” planteada en la cita a escondidas celebrada en la tarde del 21 de julio de 2009. Ello da pie a interpretar que Rajoy dio su aprobación a que se le encargaran “trabajos puntuales” a Villarejo, salvo que la afirmación de López del Hierro fuera inventada.

Fuentes próximas a Rajoy consultadas por El Independienteaseguran que la número dos del PP no le informó sobre el contenido de la reunión con Villarejo que se ha conocido ahora y que nunca habría admitido que se investigara a Javier Arenas por la responsabilidad desempeñada en la antigua Fundación de Estudios Europeos durante su etapa como secretario general del PP. En dicha entidad, Luis Bárcenas ocupó el puesto de tesorero. Rajoy siempre mantuvo una estrecha relación con el que fuera secretario general del partido y al que Cospedal quiso apartar de la dirección.

En el citado encuentro a escondidas, María Dolores de Cospedal trata de tranquilizar al policía sobre la discreción de la cita asegurándole que estaban solos en el edificio. “No hay nadie ahora, como estamos con horario de verano y esta planta está en obras aquí no hay nadie, estamos solos Mariano y yo. Y ahora no está, o sea que…”, se escucha decir a la entonces secretaria general. Ello alimenta la idea de que Cospedal no informó de dicha reunión a su jefe.

El ex presidente del PP dice a su entorno que nunca habría autorizado investigar a Javier Arenas, una persona de su máxima confianza

Cuando tuvo lugar el encargo, De Cospedal llevaba menos de año y medio como secretaria general del PP -puesto para el que fue elegida en el Congreso celebrado en Valencia en junio de 2008- y Arenas formaba parte del núcleo duro de la dirección del partido como vicesecretario Territorial. El histórico líder de los populares andaluces era una persona de la máxima confianza de Rajoy, lo que resta credibilidad a que el presidente hubiera dado su consentimiento al espionaje.

Arenas se mantuvo en la ejecutiva del PP hasta que el pasado verano Pablo Casado se impuso en las primarias y diseñó una nueva dirección integrada por personas de su máxima confianza y por cospedalistas, decisivos para imponerse a Soraya Sáenz de Santamaría en la carrera sucesoria.

El desmentido de Mariano Rajoy aviva la tesis de que la reunión de la número dos con Villarejo se enmarcaba en su interés por conseguir información en la guerra que libraba con Bárcenas desde que se conoció la vinculación de éste -hoy en prisión tras ser condenado a 33 años de prisión- con la trama Gürtel. Ello le llevó a enfrentarse con Arenas, partidario de brindar protección al entonces tesorero para evitar que pudiera tirar de la manta.

El hermano de Rubalcaba

Las fuentes desmintieron también que el ex presidente del PP hubiera autorizado la investigación a un familiar de Alfredo Pérez Rubalcaba, como también se desprende de las conversaciones mantenidas por López del Hierro y Villarejo. Rajoy desconocía que el ex ministro socialista del Interior tenía un hermano llamado Alejandro, aseguran las citadas fuentes, que recuerdan que Rajoy ha mantenido y mantiene una magnífica relación Rubalcaba.

La actual dirección del PP que encabeza Pablo Casado ha forzado la renuncia de María Dolores de Cospedal como miembro del comité ejecutivo del partido en vísperas del inicio de la campaña de las elecciones andaluzas, pero la ex dirigente mantiene su acta como diputada en el Congreso.

Deja un comentario

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.