Pedro Sánchez anuncia en Los Alcázares que dará la máxima ayuda

Fuente: La Verdad

El presidente del Gobierno en funciones no se pronunció sobre la declaración de zona catastrófica y esperará a que se evalúen los daños

os alcázares. Un paisaje de ciudades anegadas por ríos de color marrón es lo que vio ayer Pedro Sánchez en su recorrido en helicóptero sobre el sur del levante español, desde Orihuela hasta Los Alcázares. «Los ciudadanos de las zonas afectadas tienen que saber que el Gobierno no va a escatimar en recursos ni material humano para responder a las necesidades», aseguró en el Centro de Seguridad alcazareño. Para hacer frente a la crisis generada por la gota fría, el presidente destacó «la cooperación institucional entre las comunidades autónomas de Valencia y Murcia con el Ministerio».

En la primera respuesta ante las riadas que han afectado a miles de familias en la comarca del Mar Menor, sobre todo en Los Alcázares, Sánchez destacó la intervención «de la Unidad Militar de Emergencias, de las tres unidades del Ejército, que se quedarán hasta que sea necesario, de la Guardia Civil y la Policía Nacional». No se pronunció ayer sobre la declaración de zona catastrófica que ya ha solicitado el Consejo de Gobierno de la Comunidad Autónoma, ya que aseguró que «hay que esperar que baje el nivel del agua para evaluar daños, para lo que ya se está trabajando con los presidentes regionales y los alcaldes y alcaldesas». El presidente en funciones destacó que «el Gobierno va a ayudar a reconstruir y recuperar todo lo posible, aunque desde el punto de vista emocional ya sea imposible».

Sobre «la impotencia» que la Asociación de Afectados por las Inundaciones de Los Alcázares ha denunciado que prevalece después de casi tres años de propuestas y peticiones para que las obras de prevención de grandes avenidas se realizasen, que atribuyen a los constantes cambios en los cargos políticos tanto en la Comunidad como en los ministerios, Sánchez respondió que «trataremos de que haya la menor inestabilidad posible». La Asociaciones de Afectados teme que las soluciones se vuelvan a aplazar a partir de ahora si se confirman unas nuevas elecciones generales.

La Asociación de Afectados teme que las soluciones se aplacen si se celebran unas elecciones generales

Acerca del desánimo de los damnificados por las riadas, que han reiterado en los dos últimos días su indignación por la falta de actuaciones y de ayudas tras las inundaciones de 2016, el presidente murciano Fernando López Miras respondió ayer que «no estoy de acuerdo en que no se ha ayudado». «Se podrá mejorar lo que no se ha hecho bien», admitió en su visita a Los Alcázares. López Miras se mostró partidario de que «tras la prioridad de salvaguardar la integridad de las personas, tenemos que mirar más allá y hacer un plan de infraestructuras dotado con presupuesto suficiente».

Para el alcalde de Los Alcázares, Mario Cervera, «necesitamos una solución porque el municipio se ha convertido en el embudo de las aguas de la Región». «No podemos seguir con este miedo, no solo por las pérdidas materiales, sino porque se pone en riesgo la vida de personas». El regidor reclamó «que podamos descansar en Los Alcázares cuando llueve».